Por: Norge Céspedes

El escritor matancero Aramís Quintero, en la actualidad residente en Chile, publicará en la Isla este año un significativo libro de narrativa: Hechos de gravedad y otros cuentos de humor.

Bajo el sello de Ediciones Matanzas, el volumen contiene 15 relatos que en su mayoría tienen su origen en números teatrales de La Seña del Humor de Matanzas, relevante agrupación humorística cubana de la que Quintero fuera actor, guionista y director.

 Hechos de gravedad y otros cuentos de humor

En este libro “se tratan temas muy serios: el misterio de la muerte, la conciencia de los criminales, la dignidad de los fracasados, las ansias humanas de salir volando”, según afirma el escritor, quien, a la vez, con ironía y simpatía, dice que también sabe que “las cosas demasiado graves imponen a menudo la alternativa de reírse  o morirse, y los conciliadores optan por morirse de risa”, lo que a su juicio justifica la hilaridad que acabe ganando a los lectores.

Caracterizan a estos textos una recurrencia al humor pero no desde una óptica baladí sino desde una concepción que lo aprovecha para profundizar en los conflictos humanos cotidianos, y asílo hace trascendente. La ironía, las paradojas, las múltiples referencias culturales, un exquisito trabajo con el idioma que utiliza el autor para provocar sorprendentes efectos... son algunas de las características que puede apreciarse en estos relatos.

Poeta, narrador, ensayista y profesor, Aramís Quintero (Matanzas, 1948) es  Licenciado en Lengua y Literaturas Hispánicas por la Universidad de La Habana. Ha publicado más de veinte libros en varios géneros literarios. Entre sus cuadernos de poesía para adultos se hallan Diálogos (Letras Cubanas, 1981), Una forma de hablar (Unión, 1986), La sal estricta (Unión, 1996), Caza perdida (Unión, 2006) y El humo y sus prodigios (Universidad de Valparaíso, Chile, 2016). Para niños ha dado a conocer textos narrativos como Los sueños (Gente Nueva, 1994) y Sombras y sombritas(Libresa. Quito, 2006), y poemarios como Maíz regado (Gente Nueva, 1983), Rimas de sol y sal (Alfaguara, Santiago de Chile, 2002), Todo el cielo un juguete (Arrayán Editores S. A., Santiago de Chile, 2003) y Cielo de agua (Fondo de Cultura Económica, México, 2014).

En Cuba ha ganado en varias ocasiones los premios La Edad de Oro, Ismaelillo y La Rosa Blanca, todos por su obra literaria infantil, mientras que por su poesía para adultos ha merecido el Premio Nacional de la Crítica Literaria y el Premio Ser Fiel. Internacionalmente ha sido reconocido con  el Premio Marta Brunet 2003, del Consejo Nacional del Libro y la Lectura de Chile, y el Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños 2013.

Fue miembro fundador, guionista y director artístico del grupo La Seña del Humor de Matanzas. En la actualidad imparte cursos de capacitación para la Animación a la Lecturaen Santiago de Chile.