Por: Norge Céspedes

Cercano al espíritu del francés Marcel Duchamps y sus famosos ready made, el X Salón Provincial de Artesanía Artística Embotellarte se desarrolló en la ciudad de Cárdenas, con la presentación de no pocas obras que resaltaron por su factura y en el orden conceptual.Unos cuarenta artesanos matanceros participaron en el certamen que, tal y como su nombre sugiere, tiene como pie forzado a la botella, la cual, de elemento cotidiano, desechable, pasa a ser objeto de arte a partir de su intervención desde manifestaciones, técnicas y perspectivas diversas.

Chispa,_Primer_Premio_del_Salón_Provincial_Embotellarte
Chispa: Primer Premio del Salón Provincial_Embotellarte

logo

En las palabras del catálogo de Embotellarte 2018, el especialista Daniel Santiesteban Hechevarría señaló que entre las piezas se hallaban “algunas más utilitarias, otras más decorativas, pero todas dotadas de un alto nivel estético”.

Santiesteban Hechevarría añadió que en la muestra convergían múltiples conceptos, que transitaban “desde la suave comparación con la feminidad hasta las ásperas circunstancias de la realidad contemporánea”.

Gran ambición artística se notó en las piezas “Chispa”, “Excremento letal o segunda enmierda” y “My face bottle”, que merecieron, por ese mismo orden, los tres primeros premios del salón.

De la autoría de Frank Cobo Blanco, Mauricio González Artiles y Miguel Rodríguez Sánchez, “Chispa” destacó, según el jurado del evento, por “su valor estético-artístico”, por “la ingeniosidad en el tratamiento de los materiales contemporáneos y por la osadez de traspolar lo minucioso a una mayor escala”. “Chispa” reproduce en grandes dimensiones una caja de fósforos, hecha de madera y con imágenes de la ciudad de Cárdenas dibujadas en la cara exterior de la misma. El cuerpo de los fósforos fue concebido con botellas de refrescos.

Mientras, la original y profunda recreación de una problemática política y social actual, así como el empleo de los materiales, son características de “Excremento letal o segunda enmierda”, propuesta con la que sus autores, Osvaldo Prieto González, Osmany Cuéllar Morales y Jorge L. Coto Torres, hacen referencia a la violencia en Estados Unidos a partir de la comercialización de armas en esa sociedad.

Siguiendo un camino distinto en la concepción de su pieza, marcado por lo minimal, por la síntesis formal, Deryl Varela emprendió con “My face bottle” un peculiar acercamiento a la identidad del ser contemporáneo.

Convocado anualmente por la agrupación cardenense de la filial provincial de la Asociación Cubana de Artesanas Artistas (ACAA), en el certamen se concedieron asimismo menciones a obras de Reynol Martín Martínez y de Nayci Gutiérrez, así como varios premios colaterales.

Olga Vallejo Castelló, Alejandro Rodríguez Ruiz, Lídice Sánchez Estrada y Adrián Gómez Sancho conformaron el jurado del salón provincial Embotellarte, que estuvo a disposición del público en la galería de la agrupación cardenense de la ACAA desde el 8 de marzo hasta el 9 de abril.