“No hay manera de escapar a la Historia, más allá de nuestra voluntad terminamos formando parte de su estructura, fascinante y terrible a la vez; la Historia, y todo lo que conlleva, marca inevitablemente nuestros pasos”, dijo el poeta Derbys Domínguez Fraguela, invitado del espacio Miércoles de Poesía, que tuvo lugar recientemente en la Casa de las Letras Digdora Alonso, en la ciudad de Matanzas.

Derbys Domínguez: “No hay manera de escapar a la Historia”

“Como el escape es imposible, nos quedan solo dos opciones: intentar pertenecer a la Historia, sumarnos a las páginas que ella escribe, o esforzarnos muy duro para intentar cambiarla en algo; en el caso mío, elegí el segundo camino”, comentó Derbys, quien añadió que ese era tema central en su vida y en su trabajo literario, tanto en sus libros publicados, Residuo (Ediciones Aldabón, 2009) y Futurama (Ediciones Matanzas, 2014), como en uno todavía inédito.

Tal afirmación la corroboró durante la lectura de varios textos de estos cuadernos de versos, en el recital poético que ofreció como parte del Miércoles de Poesía, espacio que, conducido por el escritor, editor y promotor cultural Alfredo Zaldívar, es patrocinado por el Comité de la Uneac en la provincia de Matanzas y el Centro del Libro y la Literatura en este territorio.

En declaraciones a este sitio digital, Derbys recordó que Residuo, enmarcado en una zona muy cercana al realismo sucio, y caracterizado por un predominio de imágenes estrictamente visuales en su discurso, reflexionaba acerca de la crisis de valores que se viene en la sociedad contemporánea desde hace algún tiempo.

Residuo cada día está más distante de mí como escritura, pero contiene algunos poemas importantes para mi carrera literaria, y además, poemas que de algún modo se han quedada en el recuerdo de algunos lectores, y estos fueron los que leí. Me refiero a «Diálogos bajo la llovizna», «Una isla», «Ocho menos cuarto», «A mí me da miedo el orden de tu cuerpo», «Frente al mar», «Residuo», «Canción», «Ver» y «Monólogo».

Sobre Futurama, el autor expresó que “el tema central de este cuaderno es la Historia Contemporánea, y cada poema en sí mismo es triple, o sea, hombre, mujer, y algo más. Intenté hacer algo así como poemas andróginos, o intergenéricos. Más que poemas fijos, busqué indefinición, confusión, mancha, atmosferas indefinibles, estados de la mente y el alma, también del cuerpo, afectados por la ausencia de sentido que muchas veces nos acompaña. Todo esto hace que sea un libro que exige, más que ser escuchado, ser leído o mirado, tocado, e incluso saboreado. Esto lo hace ser un libro experimental.”

Por último, Derbys hizo referencia a su cuaderno en proceso, y todavía sin título, que ha ido trabajando durante los últimos seis meses, etapa en la que ha regresado a vivir al municipio de Unión de Reyes, a su pueblo natal, Juan Gualberto Gómez (Sabanilla del Encomendador), hecho que, según él advierte, lo está llevando a una nueva perspectiva respecto a la escritura.

“Este regreso a mi casa y a mis orígenes me está haciendo escribir de otra manera, y precisamente estos poemas nuevos tratan acerca de un cambio que se ha producido en mí en cuanto a la relación que siempre he sostenido con las palabras al escribir, y al hablar. Nació, o se está expresando con ellos un Derbys menos barroco, o quizás más directo, que está entendiendo el acto de escribir la poesía (o los poemas), y la necesidad de comunicar, de otra manera.

“En estos poemas no hay gusto por el enredo del lenguaje, o la metaforización visual de herméticas resonancias, sino por la palabra desnuda. Continúan los mismos temas que siempre me han obsesionado, pero el modo en que los abordo es lo que cambia.”

Rescatado en 2014 por Alfredo Zaldívar, Miércoles de Poesía fue un espacio concebido originalmente a fines de los años setenta y tuvo gran vitalidad hasta los ochenta, hasta que acabó difuminándose, y desapareciendo.

El espacio surgió entonces por la iniciativa del promotor cultural Ricardo Vázquez Pérez, quien recibió el apoyo de los escritores Arturo Arango y Luis Lorente, ambos desde la dirección municipal de Literatura, y con Saúl Vento, en el Archivo Histórico de Matanzas.

En aquella época inicial se contó con la presencia de relevantes poetas latinoamericanos como el uruguayo Mario Benedetti, el nicaragüense Ernesto Cardenal y el chileno Raúl Zurita; y con importantes autores de la Isla como Eliseo Diego, Fina García Marruz, Cintio Vitier, Antón Arrufat, Nancy Morejón y Miguel Barnet.


 

Por: Norge Céspedes