Por: Norge Céspedes

Aldabón, casa editorial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Matanzas, dio a conocer varios títulos de su catálogo en el Sábado del Libro, que como es habitual se desarrolló en la Calle de Madera, en la Plaza de Armas de La Habana.Los poemarios Fe de erratas, de Laura Ruiz Montes; Shalom Shabat, de Luis Marimón; y Corrientes coloniales, de Leymen Pérez, estuvieron entre los títulos presentados por Aldabón en ese espacio literario capitalino, organizado semanalmente por el Instituto Cubano del Libro.

Ediciones Aldabón en la Calle de Madera

El sello editorial de la AHS matancera también puso a disposición de los lectores habaneros la pieza de teatro Música cubana, de Remberto Febles, y la noveleta para niños Sol aphel, de Sigrid Victoria Dueñas.

Al referirse a Fe de erratas, el escritor, editor y promotor cultural Alfredo Zaldívar especificó que se trata de una antología personal de la obra de Laura Ruiz, “una de las voces poéticas más significativas de la poesía cubana contemporánea”.

Zaldívar destacó que desde su primer libro, publicado con poco más de veinte años, la poeta ha entregado versos de madurez, en ciclos que han ido de una poesía más descarnada, de mera esencia, hasta otros muy ricos en imágenes, en especulaciones, en recursos tropológicos, siempre marcados por la autenticidad, por la sinceridad, por sus profundos cimientos.

El poeta Daniel Bermúdez Cruz, director de Aldabón, tuvo a su cargo las palabras de presentación de Shalom Shabat, de Luis Marimón, y Corrientes Coloniales, de Leymen Pérez, los cuales forman parte de una nueva colección de esta editorial, dedicada a la poesía, en cuya categoría alcanzó mención en el Premio de Diseño Raúl Martínez.

De Shalom Shabat, Bermúdez Cruz expresó que era otro de los numerosos cuadernos de versos que Marimón dejó inéditos al morir, y señaló las múltiples dimensiones de su poesía, su vitalidad, su capacidad de sorprender, y además la manera en que esta se unió al personaje legendario en que se convirtió este autor, cuyas andanzas, iluminaciones y desenfrenos aún son evocados en la ciudad de Matanzas.

Sobre Corrientes Coloniales, el director de Aldabón señaló que en estos poemas, con una mirada inquisidora e irónica, el autor “indaga en los resquicios de nuestro pasado histórico y cultural (…) el sujeto poemático regresa a la colonia para polemizar en torno a las huellas de este pasado en ocasiones tan próximo, en ocasiones tan distante”.

Por su parte, Leymen Pérez agradeció la posibilidad que le diera Aldabón de reeditar Corrientes Coloniales, casi una década después de que este cuaderno alcanzara el Premio Calendario y de inmediato llamara la atención entre las más jóvenes promociones de poetas cubanos. “A esta reedición le añadí algunos poemas nuevos que tenían esta misma preocupación, este mismo tono”, comentó el autor.

De Sol Aphel, novela fantástica de Sigrid Victoria que tiene como trasfondo los conflictos humanos, la escritora y editora Yanira Marimón opinó que “daba gusto encontrar libros como este dedicados al público infantil, cuidadosos del lenguaje, respetuosos de la inteligencia y sensibilidad de sus lectores, alguien que no desdeña la incalculable capacidad intelectual y emotiva de niños, adolescentes y jóvenes y, más bien, aprovecha estas cualidades para hablarles con palabras precisas”.

El escritor Derbys Domínguez intervino en el espacio Sábado del Libro para referirse a la obra de teatro Música Cubana, de Remberto Febles, quien desde la misma “se acerca a uno de los temas centrales de la Cuba actual: la deformación del patrimonio cultural, cuando convertido en fetiche o en souvenir, es usado por algunos artistas e instituciones para sobrevivir económicamente”. En este caso, el conflicto surge tomando como punto de partida la música.

Tras concluir estas presentaciones, que tuvieron lugar el sábado 11 de noviembre, Daniel Cruz Bermúdez señaló que Ediciones Aldabón se aprestaba a celebrar el próximo año sus dos décadas de fundada, para lo cual se preparaba desde ahora un programa de actividades conmemorativas.