Por: Abel G. Fagundo

Con el feliz pretexto del día del libro cubano, la Asociación Hermanos Sainz (AHS) en Matanzas inauguró la casa de su editorial: Ediciones Aldabón. La más joven de las editoriales matanceras cumple veinte años de trabajo durante este 2017; y aunque ha sido reconocida como uno de los sellos más destacadas de la Asociación que agrupa a los creadores jóvenes del país, no contaba con un espacio definido que sirviera para diversificar y enriquecer su presencia en la comunidad.

Ediciones Aldabón inaugura su espacio físico

Su director Daniel Bermúdez reconoció la voluntad y el apoyo de la nueva dirigencia de la AHS, de las instituciones y organizaciones territoriales vinculadas a la cultura; lo que junto al esfuerzo de creadores, promotores y editores, hizo posible que se llegará a este momento “Que más que un logro es un nuevo punto de partida, un compromiso con los más talentosos escritores de las generaciones recientes” según afirmó.

En la pequeña y emotiva apertura se entregó la distinción “La Tortola” al escritor y dramaturgo Jesús del Castilllo, quien en 1998 obtuviera el Premio Casa de las Américas con su obra Pipepa y que desde los estudios de TV Yumirí ha contribuido a la creación y desarrollo de espacios televisivos en nuestro territorio.

Castillo -en sus palabras de aceptación de la distinción- dedicó frases de estímulo a los jóvenes creadores, con la sapiencia y la humildad que el conocimiento del oficio y de la vida otorgan, consciente de que el arte es otra víctima en el decursar de una postmodernidad cortante, que amenaza con vulgarizar y debilitar los pilares de la sociedad y la estética.