Por: Norge Céspedes

Después de ganar en España el importante Premio Lowe y de tener su primera edición el pasado año en la editorial madrileña Visor, el cuaderno de versos despegue, del escritor cubano radicado en los Estados Unidos Víctor Rodríguez Núñez, será publicado este año en su Isla natal, por la reconocida Ediciones Matanzas. Según comenta el escritor, periodista y musicólogo español José Ramón Ripoll, despegue relata “un viaje necesario que el autor emprende desde su tierra de origen no para olvidarla, ni siquiera para mantenerla en la nostalgia, sino para reconstruirla de nuevo, alejada de sus propios mitos y de modelos ceñidos por la historia real o imaginaria”.

El despegue de Víctor Rodríguez Núñez en Cuba

“Setenta y cinco sonetos irregulares —añade Ripoll—, es decir, rotos, apresados, fracturados y desobedientes en su forma, que responden sin embargo a una coherente estructura, a una lejana tradición que nuestro poeta sabe enderezar y torcer al mismo tiempo. Tanto en su formulación como en su cauce sonoro, el planteamiento poético obedece a una pulsión rompedora, no por afán de novedad sino por auténtica necesidad expresiva. Víctor escarba aquí hasta encontrar la patria más allá de consignas e ilusiones, patria que es territorio personal, interno, subjetivo y cambiante”.

Por su parte, el crítico Luis Bagué Quílez, también ibérico, ha señalado que en este viaje emprendido en despegue “tanto si se pasea por el Malecón de La Habana como si recorre los icónicos valles norteamericanos, el autor proyecta una visión caracterizada por la concentración conceptista, el léxico exuberante, los giros coloquiales y las rupturas lógicas, que obturan la interpretación lineal y exigen una lectura a saltos. Estos recursos aportan la savia retórica al nomadismo por una «deforestada selva de cemento» en la que «se tejen celulares / y se recargan alpargatas nórdicas». No obstante, a Rodríguez Núñez le interesa particularmente la geografía humana: obreros y panaderos, monjas y santeras, ávidos turistas y detritus de la white trash”.

Fue en 2015 cuando Víctor Rodríguez Núñez ganó con despegue el Premio Internacional de Poesía de la Fundación Loewe, uno de los certámenes literarios más prestigiosos en lengua castellana, y en el que participaron 801 escritores de 29 países, cuyas obras fueron evaluadas por un jurado presidido por Víctor García de la Concha, director del Instituto Cervantes, y del que también formaron  parte los poetas Francisco Brines, José Manuel Caballero Bonald, Antonio Colinas, Óscar Hahn, Cristina Peri Rossi, Jaime Siles, Luis Antonio de Villena y la escritora y académica Soledad Puértolas.

Víctor Rodríguez Núñez (La Habana, Cuba, 1955) es poeta, periodista, crítico, traductor y catedrático. Ha publicado trece libros de poesía, casi todos con premios internacionales; los títulos más recientes son reversos (Visor, 2011), deshielos (Valparaíso, 2013) y desde un granero rojo (Hiperión, 2013). Han aparecido recopilaciones de su obra en siete países de lengua española, y en traducción al alemán, chino, inglés, italiano, francés, macedonio, serbio y sueco.

Durante la década de 1980 fue redactor y jefe de redacción de la revista cultural cubana El Caimán Barbudo. Compiló tres antologías que definieron a su generación, así como La poesía del siglo XX en Cuba (Visor, 2011). Ha traducido poesía tanto del inglés al español (Mark Strand, John Kinsella) como del español al inglés (Juan Gelman, José Emilio Pacheco). Doctor en Literaturas Hispánicas por la Universidad de Texas en Austin, es catedrático de esa especialidad en Kenyon College, Estados Unidos.