Nara

 
La cubana Nara Mansur resultó la ganadora de la XII edición del Premio Iberoamericano de cuento Julio Cortázar —certamen en el que concursaron cerca de 600 autores— por la obra ¿Por qué no hablamos de amor siempre?

La noticia se dio a conocer ayer en el Centro Cultural Dulce María Loynaz —justo en el día del cumpleaños 99 del autor de Rayuela— en presencia de Zuleica Romay Guerra, presidenta del Instituto Cubano del Libro; Roberto Fernández Retamar, presidente de Casa de las Américas; y Juliana Marino, embajadora de Argentina en la Isla.

Un jurado integrado por los intelectuales Rodolfo Hamawi, director Nacional de Acción Federal e Industria Cultural de Argentina, y los cubanos Norberto Codina y Jorge Fornet, falló a favor del cuento cuyo argumento "nos envuelve en inquietantes interrogantes y especulaciones acerca de un mundo cambiante que invade y trastorna hasta nuestro más cercano ámbito existencial".


En palabras de su madre, Lilián Cao, la ganadora —quien reside hace seis años en Argentina— agradeció, vía correo electrónico, "a su país, Cuba, que no cesa de construirnos como ciudadanos, como nación, por los sentidos posibles que les ha dado a nuestras vidas siempre".


Por: Madelaine Sautié Dodríguez