Por: Abel González Fagundo

En la tarde de este lunes se presentó en Ediciones Vigía la novela “El exilio según Julia” de la escritora de Guadalupe Gisèle Pineau. La novela, traducida del Francés por Laura Ruiz Montes, editora principal de Vigía; recorre el complejo micro universo de una familia caribeña en la Francia blanca.

Gisèle Pineau en Ediciones Vigía

La autora, aún con las inevitables barreras del idioma, demostró sus simpatías y su capacidad para conectarse con el público que se reunió en la casona de los libros manufacturados y los fantasmas que merodean manchados de tinta.

Gisèle demostró que la comunicación humana pasa –además- por otros signos que van más allá del lenguaje hablado y que una gestualidad expresiva, la transparencia de un rostro sonriente y las pausas y aceleraciones de la cadencia fónica, cautivan la sensibilidad de las personas.

Pineau firmó una considerable cantidad de libros con su grafía enorme, francés humedecido por las trampas del San Juan y el salitre que sus potenciales lectores cargamos en el cuerpo.

En unos pocos días –luego de la presentación de la novela en la Feria del Libro de la Habana-  la revista Mar Desnudo publicará en sus páginas digitales las palabras de la traductora; cortinas en español de una poeta que se ha enamorado del arte de traducir, trasladar a una cultura la historia y la literatura de otros mundos igual de ricos y misteriosos.