El escritor y artista de la Plástica Hermes Entenza (Sancti Spíritus, 1960) confiesa que la manera de concebir y dar a la luz un libro de versos parte, en su caso, “de una voluntad temática previa, de una concentración espiritual en ella, que termina trayendo consigo la poesía, su luz”.  

Hermes Entenza . Interregno

“No escribo poemas sueltos, sino libros”, confesó Enteza a este sitio digital, poco después de asistir en la ciudad de Matanzas a la presentación oficial de su más reciente cuadernos de versos, Interregno ((Ediciones Matanzas, 2016; Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas 2015)

“Muchos autores ven salir sus poemas sin pensar en un proyecto en específico, hasta que de repente miran hacia atrás y, llevando a cabo una especie de curaduría, redondean lo que ya tienen y aparece el libro. No digo que eso esté mal. ¿Cuántos buenos libros no han salido de esa manera? ¿Cuántos no son los poetas que escriben de esa manera? Yo lo que digo es que en mi caso no lo hago así.”

“Solo uno de mis cuadernos —sigue comentando Entenza— no lo he escrito partiendo de un diseño, tal y como si me preparara para hacer una novela. Noto que así me fluyen mejor, luego me agrada sentir la concatenación que logran los poemas, y el equilibrio interno, y la filosofía que comparten.

“Pero como la poesía es un rayo que cae más allá de nuestra voluntad, un dictado que escuchamos no se sabe de quién, no voy a negar que en ocasiones me sucede que en medio de esta concentración en una determinada zona suelen aparecer poemas que no caben dentro de lo que estoy haciendo en ese momento; sonriendo los echo a un lado, esperando que aparezca luego otro proyecto en el que ocupen el lugar que les corresponda.”

Pintor, dibujante, instalador y poeta, miembro de la UNEAC y miembro de honor de la AHS, Hermes Miguel Entenza Martínez ha publicado poemarios como Clairmont, La habitación ámbar, Tribal y La noche americana, a los que se une ahora Interregno, presentado como parte de la jornada literaria en torno a la más reciente edición del Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas, que tuvo lugar en este territorio del 12 al 14 de octubre.

Hermes Entenza

Interregno —dice Hermes— resultó muy complejo a la hora de conformarlo, de buscar en él ese corpus poético total al que siempre aspiro. Establezco desde sus páginas un rejuego con la Biblia, específicamente la versión de Casiodoro de Reina y Cipriano Valera, la más difundida en Cuba.

“Me parece pertinente esclarecer que no se trata de un cuaderno de mística ni espiritualista. Es un libro que como todo libro de poesía trata de cuanto tenemos dentro: la vida, el amor, la felicidad, la tristeza, lo que odiamos, la soledad, entre otros temas.

“Eso sí, intento mantener el lenguaje espiritual de la versión de la Biblia que mencioné, que no es tan vernáculo ni tan regio como en otras ediciones pero sí conserva esa espiritualidad. También establezco contactos con aspectos de la estructura formal de la Biblia; los poemas, por ejemplo, aparecen a dos columnas, abarcando toda la página.”


Por: Norge Céspedes