Cada año, desde 1994, Teatro de Las Estaciones se afana en crecer con la conciencia plena de que siempre podemos ser mejores. Asumimos  el refrán popular que dice que si se quiere llegar a un lugar  de forma rápida, hay que ir solo, pero si el asunto es llegar lejos, entonces hay que marchar inevitablemente acompañados. Esta última reflexión, ha sido nuestra máxima de vida, sumar colaboradores en  cada nuevo trabajo, conformar una  familia de colegas y amigos, teatreros o no, que consolidan, con su fe en las artes, el resultado final de nuestras aspiraciones.

Las estaciones de los premios y los títeres

¿Cómo entonces no armar una algarabía de felicidad por cada logro conseguido, sin que por ello el alma se nos vuelva ostentosa?. Inútil vanidad es pensar que en materia cultural uno llega plenamente a sitio alguno. Para los artistas el horizonte debe ser algo inalcanzable, un límite a conquistar sin ser conquistado definitivamente.

Abrimos el 2017 colaborando desde la dirección artística, el diseño y la actuación, con el estreno el 7 de enero, del teatro coreográfico Cuatro,  Beca de creación Santa Camila de La Habana Vieja, de la Uneac matancera, ganada por el joven bailarín y coreógrafo Yadiel Durán, quien ha actuado con Las Estaciones en obras como Canción para estar contigo (2011), Cuento de amor en un barrio barroco (2014) y Los dos príncipes, además de coreografiar El irrepresentable paseo de Buster Keaton (2014).

Nos fue entregado el 19 de enero, el Premio Villanueva de la crítica teatral por nuestro espectáculo Los dos príncipes, un romance entre luces y sombras de María Laura Germán sobre el poema de José Martí. Este mismo montaje recién acaba de recibir el Premio Caricato de teatro para niños de la Uneac a la mejor puesta en escena de 2016. En el propio concurso estuvo nominada en la categoría de teatro para adultos, la también actriz titiritera María Laura, por su papel protagónico en el Retablillo de Don Cristóbal y la Señá Rosita, nuestro más reciente estreno de títeres para los espectadores mayores, inspirado en dos textos para retablo de Federico García Lorca.

En la propia ceremonia del Premio Villanueva…que tuvo lugar en nuestra sede, la Sala Pepe Camejo, en Matanzas, me dieron el Premio de Crítica Tablas 2016, por la entrevista  Joel Cano o el excitante desafío de la escritura teatral. Según expone el acta del jurado, por  “…el recurso efectivo de un diálogo más relacionado al testimonio, donde la voz del entrevistado pasa a un primer plano. Resulta este intercambio, un útil, oportuno y exhaustivo relato en la voz de su protagonista, de la génesis y producción de este imprescindible autor en el campo de la dramaturgia para niños y de títeres…”

El 22 de enero, en Las Tunas, nos fue concedido el Premio Puertas Abiertas, por la presentación del espectáculo Una niña con alas, catalogado como la mejor producción nacional para niños de paso por el balcón del oriente cubano. Entregado por Teatro Tuyo, con la imprescindible colaboración del Consejo Provincial de las Artes Escénicas, este es un trofeo que no solo busca reconocer, sino también agradecer y estrechar fuertes lazos de amistad e intercambio con aquellos que abren sus puertas a los creadores y público tunero.

El nuevo año no ha hecho más que comenzar, lo más difícil para nosotros siempre está por llegar. Todo lo alcanzado lleva el mérito compartido de un núcleo de personas que han confiado en nuestro paso. Y ya sabemos cuan efímera suele ser nuestra labor, siempre recomenzando, con un público infantil o adulto al que no queremos imponerle nada, como no sea nuestra propia razón de existir: hacer teatro de figuras, sea primavera o verano, otoño o el frío invierno.


Por: Rubén Darío Salazar

Foto: Julio César García