Por: Norge Céspedes

La semana pasada se dio a conocer que el reconocido poeta Luis Manuel Pérez Boitel (Villa Clara, Remedios, 1969) había resultado ganador de la nueva edición del Premio de Poesía América Bobia, un certamen nacional convocado anualmente por Vigía, prestigiosa casa editorial de producciones manufacturadas radicada en la ciudad de Matanzas.

No son pocos los destacados poetas cubanos, de diversas generaciones y tendencias estéticas, que han sido tentados por las sucesivas convocatorias de este certamen, que si bien no ofrece una dotación económica sí garantiza la publicación del texto ganador (se concursa con un poema único) en Vigía, un anhelo comprensible de muchos de nuestros escritores, a partir de la exclusividad y peculiaridad de sus ediciones artesanales.

 “Mecánica sobre el ciudadano A”

Ahora se suma a los ganadores de este certamen Luis Manuel Pérez Boitel, quien ha publicado en varios países más de una veintena de cuadernos de poesía, por los que ha recibido numerosos e importantes reconocimientos nacionales e internacionales. El poema por el que ha merecido el América Bobia 2017 se titula Mecánica sobre el ciudadano A”. Tan pronto se supo la noticia, Mar Desnudo se puso en contacto con el poeta para que nos comentara no solo sobre este texto sino también de sus más inmediatas novedades literarias.

1- Mecánica  sobre el poema premiado

Mecánica sobre el ciudadano A, el poema que tuvo la suerte de ganar el Premio Anual de poesía América Bobia 2017, es una especie de ejercicio literario, que juega concierta dinámica intelectiva y donde pretendo  enmarcar el arte cinético desde lo poético. Así intereso fusionar a la propia escritura una dramaturgia donde el diálogo constantemente emplaza e indaga en nuestras propias circunstancias, visto incluso desde lo minimalista.  Aquí el ser humano es simplemente una letra, una relación entre puntos geométricos.  La movilidad de la figura matemática que va rotando para volver a su inicio, como ruego de Sísifo, nos refiere la necesidad de romper la inercia aunque sepamos con antelación suficiente de que volveremos al lugar de origen.  La sonoridad del texto pudiera servir como entelequia de la historia.  Un poema donde intereso reflexionar sobre la individualidad de cada ser, visto aquí, como un alegorismo de un ser de todos.  Mecánica  sobre el ciudadano A, es una especie de invención de lo humano, de la necesidad de apoyarnos como entes dialógicos ante el temor del mundo”.

2- PROYECTO DE POESÍA @ ARTE CINÉTICO

“Este poema premiado en Vigía pudiera tener hasta una vida independiente, por ahora así lo he valorado.  No obstante, sigo pensando en la posibilidad de fusionar en otros textos el arte cinético que tanto me estimuló reconocer en la Fundación Joan Miró, en Barcelona; allí existían unas instalaciones realizadas por el artista español que me hicieron, hace unos años, reflexionar sobre la necesidad de reinterpretar este arte desde lo poético. Creo que al final pudiera servir como pretexto para escribir otros poemas. La historia de la humanidad tal parece que tienen mucho que ver con esos ciclos que nos ofrece el arte cinético, pero no solo visto desde un movimiento continuo o permanente, sino como una alternancia para volver al inicio de las cosas. De allí que este tipo de construcción pudiera tener nuevas exploraciones en otros textos”.

3- REMEMBRANZAS DE UNA CIUDAD DE POETAS

“Tuve la suerte hace unos años de obtener, en dos ocasiones, el Premio de Poesía de Amor de Varadero y siempre he querido volver a Matanzas con mi obra.  En Matanzas hay un grupo de escritores que admiro, como Laura Ruiz, Israel Domínguez, Leymen Pérez, para mencionarte algunos por lo que considero una plaza literaria privilegiada de la isla de Cuba donde eventos como el América Bobia nos pudieran ofrecer un diálogo mayor.  Además, cerca de Limonar pasé el servicio militar y tengo muchos recuerdos de esos años, de cómo visitaba a la ciudad de Matanzas y de lo admirado que siempre me quedaba por su cultura.  Por eso mandé al referido premio, además siempre he querido publicar en ediciones Vigía, que se distingue por la belleza, la profesionalidad y la mirada que acuñan con esas ediciones manufacturadas”. 

4- ARTEFACTOS PARA DIBUJAR UNA NEREIDA Y OTRAS SORPRESAS POÉTICAS

“Tengo dos libros en dos editoriales cubanas este año. Ambos reediciones y ganadores en su momento de importantes reconocimientos literarios. Uno es Artefactos para dibujar una Nereida, que obtuviera el Premio Internacional de Poesía Manuel Acuña 2013, en México, donde tuvo su primera publicación. Es la historia de un niño parapléjico que pinta ángeles con la boca, aunqueintencionalmente preciso que eran nereidas... Así dialoga con las personas que lo rodean, con la familia, y con Dios... Después aparece un poema en braille donde insinúo al lector que este ha roto la comunicación con el mundo exterior y empiezan unos poemas neobarrocos... Bueno, esta es la idea central tentativamente en el libro...Artefactos para dibujar una Nereida ahora saldrá por Letras Cubanas, en una edición muy rigurosa y con unas bellísimas ilustraciones de Sigfredo Ariel. Debe presentarse en la próxima Feria Internacional del Libro Cuba 2018, en La Habana. Ahí debe estar también la reedición de mi poemario del Casa de las Américas, me refiero a Aún nos pertenece el otoño, que ahora es publicado por Capiro, casa editora de Villa Clara.