“Desde la poesía voy tras los mundos que me habitan; valiéndome de ella he tratado de conocerme mejor, de ir hacia mí misma desde diversas perspectivas, de adentro hacia afuera, y de afuera hacia dentro”, aseguró a este sitio digital la escritora Maylan Álvarez, mientras se refería a su más reciente cuaderno de versos: La dulce superficie de la vida, publicado por Ediciones Vigía.

Maylan Álvarez: “Desde la poesía voy tras los mundos que me habitan”

“Estos recorridos hacia mí —expresó además la autora— los he emprendido teniendo como punto de partida la transparencia, la sinceridad en todo momento; y es por eso que ahora mismo puedo darme el lujo de decir que experimento una total tranquilidad, me siento a gusto haciendo lo que hago, aunque sé que jamás ningún ser humano puede decir ya terminé, siempre quedará camino por andar.”

Al aludir a La dulce superficie de la vida, Maylan precisó que en estas páginas sale tras la mujer común y corriente que hay en ella, “la de la casa, la que quita el polvo, la que comparte con la familia, y también la que enfrenta tantos momentos duros en la cotidianidad, puesto que la vida no es tan dulce ni tan superficial como a veces la pintamos”, comenta.

Este cuaderno incluye un total de trece poemas en prosa, en edición bilingüe, con traducción al inglés a cargo de Pedro Pérez Oliva, edición y corrección de Agustina Ponce, así como diseño y dibujos de Elizabeth Valero Molina, quien en su propuesta visual se propuso reflejar el universo femenino desde referencias a las labores domésticas y al entorno tradicional de la mujer cubana, para lo que se valió también del empleo de recursos textiles, botones o restos de tazas o platos, entre otros materiales.

Según Maylan, este nuevo título incluyó textos escritos desde hace algún tiempo, los cuales no había incorporado a volúmenes anteriores porque en los mismos “no tenían cabida, no funcionaban, por lo que permanecieron engavetados hasta que saltó a la vista la unidad que los vinculaba, el hecho de que formaban un libro entre ellos mismos”.

Maylan Álvarez es autora de los poemarios Naufragios del San Andrés (2012) y Tratados de la mala hierba (2014), del libro de narrativa infantil El mundo de Marcos (2015), así como de los volúmenes testimoniales 12 creadores entrevistos. Coordenadas de arte y literatura (2011) y La callada molienda (2013). Ha merecido, entre otros, los premios Calendario, Digdora Alonso, Paco Mir, Memoria y la Beca de Creación Dador.

Actualmente esta escritora tiene en proceso editorial Body art o para otras lecturas del cuerpo, cuaderno de versos que dará a conocer Ediciones La Luz, de la Asociación Hermanos Saíz en Holguín.


Por: Norge Céspedes