La antología de poesía judío-cubana Te estoy amando desde mis raíces, con selección y prólogo de Ruth Behar, ha sido publicada recientemente por la editorial alternativa El Fortín, que, con sede en la ciudad de Matanzas, produce sus libros de manera artesanal.En una entrega bilingüe, inglés y español, la antología incluye los poemas “Hatuey”, de Ascher Penn (Oscar U. Pinis) (1909-1979); “De cara al sol”, de Abraham Z. Vainstein (1906-¿?); “Te acuerdas, Sylvia” y “Mi padre, que está vivo todavía”, de José Kozer (1940); y “Rezo” y “Sueño de Sefarad”, de Ruth Behar (1956).

Publican antología de poesía judío-cubana

En una curiosa bolsita de papel craff que cuelga del libro, también se ofrece al lector un pergamino con un poema-homenaje, “para los poetas judíos que han hallado en la Isla un poco de su tierra prometida”, que se titula “Cabezas” y es de la autoría de Rolando Estévez Jordán, quien asimismo tuvo a su cargo diseño, dibujos y caligrafía de todo el volumen. 

En el prólogo, Ruth Behar ofrece un panorama de la presencia judía en Cuba, que se remonta al propio arribo de Colón, aunque no es “hasta principios del siglo XX que los judíos llegaron a vivir en la Isla abiertamente…”, provenientes de los Estados Unidos, de Europa del Este, Turquía y Siria.

Según afirma la prologuista, casi todos los judíos que arribaron a este país “se hicieron vendedores o comerciantes por necesidad, aunque advierte que “entre ellos se encontraron algunos escritores”.

“En la primera generación de inmigrantes existieron varios ensayistas y poetas. Aquí incluimos a Ascher Penn […] y a Abraham Z. Vainstein. Tanto Penn como Vainstein escribieron en yiddish sobre figuras icónicas cubanas. […] Penn vivió los pogromos en Ucrania y Vainstein la discriminación en Rusia y Alemania. Ambos se inspiraron en el sufrimiento experimentado para escribir sobre su anhelo por la libertad de Cuba en un lenguaje histórico judío.”

La poeta también hace referencia a Kozer, judío cubano de la primera generación, nacido en La Habana de padres judíos de Polonia y Checoslovaquia, y establecido en Nueva York desde 1960, y se refiere a ella misma, quien también emigró hacia Nueva York siendo muy niña, salida de Cuba, donde nació de madre de familia yiddish hablante y de padre sefardí, “cuyos padres, a su vez, hablaban ladino”.

La edición de Te estoy amando desde mis raíces estuvo a cargo de Laura Ruiz Montes. Hilda Santana, Samuel Hernández y Rolando Estévez trabajaron en la manufactura del libro, en la cual se emplearon papel blanco y cartulina blancos, papel craff, rafia y cuerdas de estambre, entre otros materiales.

Inaugurada oficialmente el 17 de noviembre de 2013, la editorial El Fortín se ha especializado en la concepción de libros de colección, que, marcados por el concepto del libro-arte, son concebidos como ejemplares únicos o en tiradas breves que por lo general no sobrepasan los cincuenta ejemplares.

Su fundador y director es Rolando Estévez Jordán, quien en los tres años de quehacer de la casa editora ha logrado un amplio espectro en su catálogo, que incluye escritores que van desde José Martí, Agustín Acosta, Dulce María Loynaz y Digdora Alonso, hasta Antón Arrufat, Laura Ruiz y Ruth Behar junto a jóvenes como Maylan Álvarez y Eliseo Abreu.


Por: Norge Céspedes