Por: Norge Céspedes

El significativo quehacer de la revista digital Mar Desnudo fue reconocido en un encuentro donde asistieron numerosos intelectuales y representantes de instituciones culturales de Matanzas, ciudad donde esta publicación artístico y literaria fue fundada hace una década.En el homenaje, que tuvo lugar en la Casa de la Memoria Escénica y formó parte del programa de actividades en torno al Premio Literario Fundación de la Ciudad de Matanzas 2017, se informó que durante estos años Mar Desnudo ha contado con cerca de cuatro millones de visitas de lectores de varios países, entre los que destacan Estados Unidos, España, México y, por supuesto, Cuba.

Reconocen quehacer cultural de Mar Desnudo

Auspiciada por el Centro Provincial del Libro y la Literatura de Matanzas, y fundada y dirigida por la escritora, traductora y editora Laura Ruiz Montes, la publicación ha dado a conocer en este periodo textos de más de 400 autores, buena parte de ellos cubanos que crean tanto dentro como fuera de la isla, así como otros de muchísimos autores extranjeros.

La ensayista Alina López Hernández, a cargo de las “Palabras de elogio a Mar Desnudo” con que dio inicio el reconocimiento, afirmó que esta revista digital nos hace llegar con cada número “mucho de lo mejor que en literatura y arte se genera en Matanzas, en Cuba y en el mundo”.

Mar Desnudo—añadió— no es simplemente un nombre, es un símbolo: como el mar, abierta al diálogo con todo tipo de buena literatura y arte, la revista ha sido receptiva a múltiples corrientes de pensamiento literario, artístico y cultural, al publicar o reseñar todo lo que puede aportar a los lectores que la siguen con fidelidad”.

La directora de esta revista, Laura Ruiz, recordó que el primer número de la misma se presentó el 14 de febrero de 2007, precisamente en el salón principal de la Casa de la Memoria Escénica, con textos entre los que sobresalía la cobertura de la visita que por esos días hiciera a la ciudad de Matanzas la destacada intelectual mexicana Elena Poniatowska.

“Ese hecho fue fundamental para el surgimiento de Mar Desnudo—confesó Laura—, resultaba sorprendente que apenas trascendiera aquella tremenda noticia, y esta necesidad de comunicación, de establecimiento de puentes, dio el empuje final para que seres analógicos como yo se lanzaran al camino desconocido de la Era digital”.

Laura recordó asimismo que en aquella etapa eran escasos aún los sitios on line en Cuba, y destacó que el poeta Abel González Fagundo, con alguna experiencia previa en el trabajo con las revistas digitales, resultó fundamental, y aún lo es, para el surgimiento y avance de Mar Desnudo en medio de muchos escollos, tecnológicos y burocráticos, que han debido ser sorteados para no encallar a lo largo del trayecto.

Calificado por Laura como “el gran héroe de Mar Desnudo” por sus aportes no solo en la parte informática sino también en el quehacer editorial de la revista, González Fagundo comentó que en esos años iniciales en la Isla, que él recordase, solo funcionaba fuera de provincia otra revista digital, el sitio de la revista Videncia, en Ciego de Ávila, junto a Mar Desnudo. Por otra parte, se refirió asimismo a los retos actuales que enfrenta la publicación, entre los cuales destacó la labor en las redes sociales y el empleo de otras alternativas para establecer un mejor vínculo con los seguidores de todo el mundo.

En el encuentro participaron asimismo las periodistas Amarilis Ribot y Maylan Álvarez, quienes estuvieron a cargo de la sección de noticias de Mar Desnudo en varias etapas, y el también periodista Norge Céspedes, quien desempeña en estos momentos esa responsabilidad. Los tres reconocieron el rigor que implica el tributo noticioso para esta revista y valoraron el profesional trabajo editorial que en general se lleva a cabo en la misma.

Laura Ruiz manifestó su agradecimiento al Centro Provincial del Libro y la Literatura (CPLL) en todos estos años, y en particular reconoció a Lourdes Díaz y Julio Fidel Alpízar, quienes desde su cargo de directores de esa institución apoyaron especialmente al proyecto de Mar Desnudo. Efrahím Pérez Izquierdo al frente del CPLL en la actualidad, señaló que “la publicación debe seguir siendo impulsada, por el significado que tiene no solo para las letras sino para la cultura toda de nuestro territorio y del país”.