Ritual de fuegoI

Las propiedades de la combustión

Las palabras
una vez quemadas
no vuelven a arder.

Quemar las palabras
pero no la voz.

 

 

II

La palabra–humo

El rito ancestral del fuego:
quemar las palabras
verlas caer
en cenizas
cubriendo todo
la palabra vacía
esparcida rota
Quemar las palabras
como escribir un poema.

 

III

Las propiedades del fuego

Una chispa una luz
un brazo que se extiende
abraza posee
no perdona no cede no cesa
un movimiento incontrolable
calor vida muerte
una llama que se apaga
lentamente
con voluntad propia
 
IV

El poema–fuego

Escribir un poema como encender
una vela
el olor del pabilo quemado atrae
no se puede descifrar el significado
El fuego gasta la cera
como el poema gasta las palabras
en cualquier caso
es imposible entender
La palabra quema
el fuego sin metáfora
 

V

El fuego no purifica

Ella no conocía las propiedades del fuego
cocinar durante 20 años no le había dado ninguna pista
cada día el mismo ritual:
poner un poco de alcohol en el fogón Pike
esperar el tiempo prudente para que la luz brillante se caliente y encienda
abrir la llave prender un fósforo
colocar el caldero a la candela
revolver esperar
él llegaría en cualquier momento
y en ese momento la comida estaría lista.
La espera es muy larga
ella no tiene tanta paciencia
hay tantas cosas desconocidas
y tanto miedo a la soledad.
El ha demorado más de la cuenta
no sabe que la pasión quema.
Al regresar
solo encuentra un cuerpo en llamas
banquete del fuego.

El papel arde con facilidad
la carne también.
 
VI

Palabra entre cenizas

La palabra persiste terca
entre las cenizas
resiste al fuego
mantiene su dignidad de palabra escrita
incólume indómita independiente
a través del humo del olor a papel quemado
se asoma.
Basta tocarla suavemente
y desaparece.

 
VII

Finalmente nos libramos de las termitas

De la casa quedó poco
una estufa una manguera
25 años hechos cenizas
Nuestra recámara estaba aquí
y el segundo piso es ahora el primero
en los últimos 10 años
no hicimos grandes modificaciones
pero la guerra contra las termitas
era cosa de cada verano.
Cariño, ¿me pasas los fósforos?
 
VIII

Poema entre escombros

Después del fuego
las cenizas.
Escarbar entre los escombros:
si algo queda
entonces el poema


Damaris Puñales-Alpízar:
Periodista, Universidad de La Habana. Master en Literatura Hispanoamericana, Universidad de Iowa. Candidata a doctora en Literatura Hispanoamericana por la Universidad de Iowa. Publicaciones académicas suyas han aparecido en Estados Unidos, España, México y Cuba. Actualmente escribe su tesis doctoral sobre la presencia del ideal soviético en la cultura cubana post-noventa y trabaja como profesora asistente en la Universidad de Iowa, Estados Unidos.