“Aunque mi vida ha corrido mucho ya, sigo creyendo como el primer día que la poesía solo se puede realizar a través del dictado. No sé qué ni quién lo hace pero lo cierto es que, por lo menos en mi caso, únicamente después de sentir, de escuchar ese primer verso, ese empuje, comienza a salir el poema.”

 “la poesía solo se puede realizar a través del dictado”

Así lo manifestó el escritor y artista de la Plástica Rolando Estévez Jordán (Matanzas, 1953), quien fue el protagonista principal del espacio Miércoles de Poesía que, auspiciado mensualmente por el Comité de la Uneac y el Centro del Libro y la Literatura en la provincia de Matanzas, se desarrolla en la Casa de las Letras Digdora Alonso.

“El tema de la inspiración no es algo cándido ni un lugar común. Sigue resultando un misterio que está ahí, que no deja de motivarnos preguntas acerca de su naturaleza. Recuerdo que Eliseo Diego decía que cómo no iba a creer en la inspiración si la sentía llegar e irse.

“Yo creo lo mismo. En mi caso necesito de ese dictado. De ese momento de trance en que escuchas unas ideas, unos verso. Luego viene el desarrollo del poema. El pulimento. Pero eso es otra cosa.”

En este Miércoles de poesía, correspondiente a noviembre, Estévez leyó cerca de una veintena de textos que pertenecen a dos libros inéditos: “Los ojos en la Poma”, ya concluido, y entregado para su publicación en Ediciones Holguín, y “Los poemas del mudo”, todavía en proceso de escritura.

Después, Estévez quiso que Lianet Fundora y Héctor Luis Rivero, dos jóvenes y talentosos escritores matanceros, leyeran algunos textos en el espacio, en el que también estuvieron como invitados la bailarina y coreógrafa Liliam Padrón, directora de Danza Espiral, y el violinista Alberto García, presidente del Comité de la Uneac en la provincia de Matanzas.

Poeta, diseñador gráfico y escénico, artista de la plástica, Rolando Estévez Jordán (Matanzas, 1953) ha publicado libros de poesía como Suite para voz y corazón en traje negro (1990), La cáscara profunda (1990), El dios tardío (1994), Mar mediante (2007), La vena rota (2010) y Café de la Vigía (2015).

Estévez mereció el Premio Nacional de Diseño y la Distinción por la Cultura Nacional. Diseños escénicos de este artista han recibido varios premios nacionales. Su quehacer fue fundamental para darle a Ediciones Vigía, de la que fue su diseñador principal hasta fecha reciente, la visualidad que la distingue a nivel internacional. En la actualidad dirige la editorial artesanal El Fortín, fundada por él mismo hace tres años.

Miércoles de Poesía es conducido y dirigido por el escritor, editor y promotor cultural Alfredo Zaldívar Muñoa, quien en 2014 tuvo la iniciativa de rescatar este tradicional espacio, concebido originalmente a fines de los años setenta, que alcanzó gran vitalidad en los ochenta, hasta que acabó difuminándose, y desapareciendo.

El espacio surgió entonces por la iniciativa del promotor cultural Ricardo Vázquez Pérez, quien recibió el apoyo de los escritores Arturo Arango y Luis Lorente y con Saúl Vento, en el Archivo Histórico de Matanzas.

En aquella época inicial se contó con la presencia de relevantes poetas latinoamericanos como el uruguayo Mario Benedetti, el nicaragüense Ernesto Cardenal y el chileno Raúl Zurita; y con importantes autores de la Isla como Eliseo Diego, Fina García Marruz, Cintio Vitier, Antón Arrufat, Nancy Morejón y Miguel Barnet quien, por cierto, fue el autor invitado en 2014 para inaugurar la nueva etapa de Miércoles de Poesía.


Por: Norge Céspedes