Teatro de Las Estaciones, el regreso a Camagüey

Del 1 al 9 de octubre próximos, volveremos los del Teatro de Las Estaciones a desandar por las calles enrevesadas de Camagüey, la ciudad de los tinajones, para participar en la edición 16 del Festival Nacional de Teatro. Cuando acudimos en 1996, hace veinte años, por primera vez,  íbamos esperanzados, sin ánimos de obtener otro premio que no fuera la presentación en grande de nuestra agrupación, justamente allí en el espacio que reúne desde los años 80 y de manera bienal a buena parte de la familia teatral cubana.

Con Un gato con botas, nos sumamos a la andanada de funciones en teatros, plazas y parques. Siempre digo que los artistas nacionales que no se hayan presentado ante el público agramontino, no entenderán el fenómeno sociocultural que se vive en Camagüey. Tener la experiencia de tener delante a espectadores infantiles o adultos, conocedores, siempre expectativos y sin ningún tipo de prejuicio ante propuestas de múltiples tendencias, es un lujo enorme. 

La conducta del público camagüeyano no decae ni siquiera en los espacios al aire libre o de índole alternativa como ha sido en anteriores ediciones el  Teatro Avellaneda, felizmente se anuncia su recuperación total para este festival, o en aquella cancha deportiva donde que me tocó ver dos propuestas tan interesantes y diferentes como Vida, pasión y muerte de Pier Paolo Passolini, de Argos Teatro, o Romeo Julieta, del Estudio Teatral Vivarta. Los espectadores locales estaban ahí, mezclados con los especialistas y los practicantes, como los expertos que se han ganado su título durante horas y horas de sus vidas asistiendo a las producciones escénicas de buena parte del país. Así como en La Habana hay un público multiforme para todas las artes o en Matanzas uno degustador de la titerería, en Camagüey hay un público esencialmente teatral.

Teatro de Las Estaciones, el regreso a Camagüey

Delante de ellos y de nuestros colegas de otras provincias, nos aprestamos a presentar dos de nuestras más recientes producciones. Para niños, en el Guiñol de Camagüey (domingo 2 y lunes 3 de octubre a las 3:00 pm) presentaremos Los dos príncipes, en versión de María Laura Germán para teatro de sombras, estrenado en enero de 2016. En la hermosa sala de la Academia de las Artes Vicentina de la Torre (martes 4 y miércoles 5 de octubre, a las 5:00 pm) irá  El irrepresentable paseo de Buster Keaton, para adultos, inspirado en un texto original de Federico García Lorca, estrenado en 2014 y ganador del Premio Villanueva de la crítica teatral.

La más polémica de las selecciones para una muestra teatral es la camagüeyana. No sucede lo mismo, o con tan señalada connotación, en el Festival Internacional de Teatro de La Habana, la Temporada Mayo Teatral de Casa de Las Américas o el Taller Internacional de Títeres de Matanzas, por citar algunos eventos de valía. Camagüey es otra cosa, es la fiesta de todos, el lugar que te hace sentir vivo y presente en la vanguardia creativa de la escena nacional, al tanto de lo que pasa y no pasa. Tengo que decir que ese privilegio de popularidad, de pertenencia, no se gana de manera urgente, sino con la perseverancia de toda una ciudad y sus más altas autoridades, un pueblo que ha desafiado carencias, problemas logísticos y amenazas de cambios geográficos para la sede del festival.

Por todo lo anteriormente dicho regresa Teatro de Las Estaciones a Camagüey y vamos felices y esperanzados, con el asombro de la primera vez.


Por: Rubén Darío Salazar


Palmarés de Teatro de Las Estaciones en el Festival Nacional de Teatro de Camagüey (2000-2010)*:

-Pelusín del Monte (El sueño de Pelusín). 2000.

Premio Avellaneda a la Mejor Actuación femenina en Teatro para niños para Fara Madrigal

-Pelusín y los pájaros. 2002.

Premio Avellaneda a la Mejor Puesta en escena en Teatro para niños para Premio AHS de Actuación para Freddy Maragotto.

-La caja de los juguetes. 2004.

Gran Premio Avellaneda de Puesta en escena

Premio Avellaneda de Diseño en Teatro para niños para Zenén Calero

-La Virgencita de Bronce. 2006.

Premio AHS de Actuación para Freddy Maragotto.

-Los zapaticos de rosa. 2009.

Premio Avellaneda de Puesta en escena en Teatro para niños.

Premio Avellaneda de Diseño en Teatro para niños para Zenén Calero.

Premio Avellaneda a la Mejor Actuación femenina en Teatro para niños para Fara Madrigal.

Premio Avellaneda a la Mejor Actuación masculina en Teatro para niños para Freddy Maragotto.

Premio Avellaneda a la Mejor Música en Teatro para niños para Elvira Santiago.

-Federico de noche. 2010.

Premio Avellaneda de Puesta en escena en Teatro para niños.

Premio Avellaneda de Diseño en Teatro para niños para Zenén Calero.

Premio Avellaneda a la Mejor Actuación femenina en Teatro para niños para Fara Madrigal.

Premio Avellaneda a la Mejor Actuación masculina en Teatro para niños para Freddy Maragotto.

Premio Avellaneda a la Mejor Música en Teatro para niños para Elvira Santiago.

Premio Avellaneda al Mejor texto en Teatro para niños para Norge Espinosa. Premio UNEAC Santiago Pita de texto para Norge Espinosa.


*Desde la edición de 2012, el festival dejó de entregar premios y se convirtió en una cita ajena a la competencia. El premio actual es ser seleccionado para la muestra oficial nacional.

Fotos Sonia Almaguer