El escritor, editor y promotor cultural Alfredo Zaldívar Muñoa acaba de recibir el Premio de la Crítica Literaria por su volumen de poesía trillos/ precipicios/ concurrencias, publicado por Ediciones Matanzas en 2015. Después de confesar que le ha traído una gran sorpresa este reconocimiento, Zaldívar comenta que “este libro fue escrito durante años, en momentos de vida muy diversos, a lo que sin dudas obedece el hecho de que muchos de los poemas resulten tan distintos entre sí”.

Alfredo Zaldivar recibe el premi de la crítica 2015

Su cuaderno de versos mereció el Premio Extraordinario de Poesía José Jacinto Milanés, convocado por la Uneac matancera en 2014, y tras ser publicado al año siguiente, esa misma institución le concedió el Premio Provincial de la Crítica Orlando García Lorenzo.

La madurez, la organicidad y la propia peculiaridad poética de trillos/ precipicios/ concurrencias han sido señaladas por criterios de numerosas personalidades del panorama literario cubano como Laura Ruiz Montes, Jesús David Curberlo y Rigoberto Rodríguez Entenza, a quienes se debe agregar el norteamericano Amiel Alcalay.

Nacido en 1956 en la provincia de Holguín, y radicado desde 1973 en la ciudad de Matanzas, Alfredo Zaldívar Muñoa es poeta, editor y promotor cultural. Incursiona en la ensayística, la crítica literaria y de arte, y la narrativa. Es autor de antologías poéticas y compilaciones. Sus colaboraciones han aparecido en revistas cubanas y extranjeras. Premio Nacional de Edición, fue el fundador de Ediciones Vigía en 1985 y en la actualidad es director de Ediciones Matanzas y de la revista homónima.

En esta ocasión, otro título del catálogo de Ediciones Matanzas recibió el Premio de la Crítica Literaria, se trata del libro de narraciones Esperando por el sol, de Raúl Flores Iriarte, publicado tras merecer el Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas 2014.

El Premio de la Crítica Literaria se entregó oficialmente durante una ceremonia que tuvo lugar el 15 de diciembre en La Habana, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, con la presencia de Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro, y de personalidades de las letras de la Isla.

También recibieron este reconocimiento los libros El convidado del juicio, de Antón Arrufat, la novela La cinta métrica, de Efraín Rodríguez Santana, y el cuaderno de poesía Recreos para la burocracia, de Sigfredo Ariel, publicados por Ediciones Unión;  La hija del reo, de Sonia Díaz Corrales, Encuentros cercanos de vario tipo (ensayos sobre literaturas en diálogo), de Mayerín Bello, y Virgilio Piñera al borde la ficción, compilación de textos hecha por Carlos Aníbal Alfonso y Pablo Argüelles Acosta (tomo I y II), dados a conocer por la Editorial UH; así como El niño congelado, de Mildre Hernández, del Fondo Editorial Casa de las Américas, y Cuba en sepia, de José Antonio Michelena, salido por Ediciones Boloña.

Alfredo Zaldívar. Recibe el Premio de la Crítica 2015

Convocado anualmente por el Instituto Cubano del Libro, con el objetivo de reconocer los títulos más significativos publicados por las casas editoras de la Isla, el Premio de la Crítica Literaria contó en esta oportunidad con un jurado que, presidido por Margarita Mateo Palmer, fue integrado también por Daniel Díaz Mantilla, Marilyn Bobes, Cira Romero, Zaida Capote, Eugenio Marrón y David Leyva.


Por: Norge Céspedes