Primera Bacanal Títeres para adultosSin guantes ni cachiporras, pero con un absoluto respeto a su arte mayor de titiritero, el cubano René Fernández retoma la obra del argentino Javier Villafañe y estrena Andariegos, un homenaje al maestro en el centenario de su nacimiento.

A partir de la figura de un titiritero acompañado por sus alumnos, la puesta repasa cuatro de las piezas de Villafañe para adultos: El fantasma, Una pieza con moraleja, Fausto y La guardia del general. En su “aprendizaje-representación”, los integrantes del Teatro Papalote se apropian de objetos que animan en escena: pañuelos y paraguas, una pelota, velas, pan y vino, un bastón, plumeros, libros y abanicos…

“No es una negación de las virtudes del muñeco  de guante que él siempre utilizó: es ahondar en los incalculables valores titiriteros que encierra su obra, y que son susceptibles de desbordarse y abarcar cualquier lenguaje. ” –afirma René, quien conoció a Villafañe en una de sus visitas a España, en casa del colega Iñaqui Juárez.

De hecho, el “andariego” argentino era una presencia viva en la historia del grupo teatral que René dirige: El caballero de la mano de fuego, estrenada por el uruguayo Nicolás Loureiro en noviembre de 1963, y La Calle de los Fantasmas, en julio del 65, ya a manos del joven René. Desde entonces, este se ha sentido fascinado por la poética que encierran esos textos, con su voz lírica que bebe tan profundamente en lo popular, como el auténtico trujamán que fue, llevado por su arte y su vocación de maestro de escuela en calle, de feria en pueblo, de la taberna a la plaza a los amigos al aeropuerto, llevando sus historias por el mundo hispano. En Cuba también estuvo una vez, en 1975, como jurado en la primera convocatoria de la categoría Literatura para Niños y Jóvenes del Premio Casa de las Américas. Esa misma institución le otorgó, veinte años después, el premio Gallo de La Habana.

Fue también ese nivel de sugerencia, de improvisación, que debe tener el titiritero, lo que estimuló a René a emprender una versión de Villafañe sin guantes, porque, según él, un objeto bien animado puede adquirir todos los significados del mundo, por su alto nivel metafórico que lo hace sensible a cualquier interpretación. “Espero que se sienta su presencia viva, porque él está en mi asiento, mi equilibrio, mi estética, mi forma de pensar el teatro”, explica el director, y sigue: “Javier nunca imaginó que sus textos serían tratados de esta forma, pero considero que mirarlos de esta manera los hace más clásicos, más universales, capaces de expresarse con diversidad de lenguajes, espacios, técnicas, en estos nuevos tiempos donde ya él no está con nosotros. Por eso su obra sigue viva, invitándonos al brindis del vino del corazón, e inspirándonos para mostrar los inmensos escenarios que se abren en el horizonte titiritero”.

Al conjuro de la frase “Hay que creer” se despierta  esta  Loa a Javier Villafañe, donde su carreta La Andariega es una simple mesa que hace las veces de casa, retablo, cobija; con una banda sonora que incluye temas de Raúl Valdés, José Luis Romeo, Gregorio Maestro, y música en vivo interpretada por la comparsería de titiriteros con voces y flautas, mientras descubren, con René y Villafañe, el mito del teatro.


Por: Amarilys Ribot.


 

ANDARIEGOS
LOA  A JAVIER VILLAFAÑE EN EL CENTENARIO DE SU NATALICIO (1909-2009)

Contiene las obras de Villafañe:

-EL FANTASMA
Un cuadro con un prólogo y un epílogo.

-UNA PIEZA CON MORALEJA
Una escena con un prólogo y un epílogo

 -FAUSTO
Dos cuadros y un prólogo

-LA GUARDIA DEL GENERAL
Un cuadro.

ELENCO:

MAESTRO: PEDRO RUBI GONZALEZ
COMPARSERIA DE TITIRITEROS: LEINYS CABRERA VALDES
                                                               EDIARA PEREZ HUERTA
                                                               YANETSIS SANCHEZ SARDIÑAS
                                                               YOILEN SANCHEZ CARDENAS

                                                      

Equipo creador:

Dramaturgia  y puesta en escena: RENE FERNANDEZ SANTANA
Música: Banda sonora que incluye a Raúl Valdés, José Luis Romeo, Gregorio Maestro.
Arreglos musicales y vocales: Yaíma Romero Martínez
Colaboración musical: Isidro Pastoriza Torres.
Diseño de vestuario: Jacqueline Ramírez
Títeres,  elementos y objetos, seleccionados por los propios titiriteros.
Asesoría dramática: Amarilys Ribot.
Diseño Gráfico: Johann E. Trujillo
 

Equipo realización:

Costura: Jacqueline Ramírez y María E. Corría.
Atrezzos: Jacqueline Ramírez y Pedro Rubí González
 

Equipo técnico:

Luces: Carlos Fundora
Sonido:  Ernet  Darías Ferrara
Veladora de Sala: Regla Peña
Productor, Administrador y Promotor: Kalec Acosta
Director General y Artístico del TEATRO PAPALOTE: René Fernández Santana