Ulises Rodríguez FeblesSobre Atrapando Espacios, programa de la televisión auspiciado por la UNEAC, la Dirección Provincial de Cultura y TV Yumurí. Un comentario desde adentro, de uno de sus guionistas.  

Definitivamente, si uno ejerce el criterio, si los emite para otros; incluidos programas de televisión, puestas en escenas o el texto dramático, como punto de partida del resultado creativo, lo más honesto es auto reflexionar  sobre lo creado. E interrogarse el proceso y  el resultado.

Atrapando Espacios es un sueño de los escritores y artistas de la UNEAC, que la sección de cine, radio y televisión hace realidad con el auspicio de la organización y el de la TV yumurina. Un logro que hay que aplaudir, desde su aprobación, y después de algunos meses saliendo a la luz, cada jueves, en el horario de las cinco de la tarde. Lo segundo, es la entrega de Leo García a la existencia y crecimiento creativo del programa. Sobre una idea del realizador y periodista, han trabajado los guionistas y los realizadores.

Lo tercero, es la manera en que los organizadores de la televisión la han acogido. Raúl Roca, ha estado abierto a las iniciativas  y ha incentivado - desde el primer encuentro -  la renovación del lenguaje audiovisual. Un lenguaje audiovisual, que rompa los cánones usuales y  dignifique la labor de artistas y escritores matanceros; pero también la estética de la televisión. Eso es esencial, porque lo creo como artista, que concibe un acto de creación.
 
Creo que fue interesante - y no porque me lo hayan encargado - que los guionistas sean una periodista de larga experiencia, y un dramaturgo e investigador, que trabaja la memoria cultural. En lo personal lo agradezco, porque contribuye a  mis dos pasiones. Como guionista ha sido una suerte enfrentar lo que era un sueño de mis colegas en cada asamblea de la UNEAC.

También porque fusiona mi labor, en la promoción cultural. Aprendo de Maritza y a la vez, nos preguntamos, nos respondemos y dudamos. La duda, que es vital, para el que crea e intenta comunicarse con un espectador.

Es hermoso el acto de investigación, en el terreno, con los artistas. Visitando su casa, entrando los vericuetos de su creación. Los detalles humanos de cada uno de ellos, las zonas oscuras que se deben iluminar. Es una visita, con tiempo. A veces con un cuestionario. Otras, con posibles preguntas. Pero los secretos se develan en los encuentros en la casa o el taller, mientras tomamos - con el futuro entrevistado -  café o hasta un traguito de ron. Mientras observamos sus estudios, sus talleres o la sala donde ensayan.  Singular, fue la entrevista con Juan Luis Hernández Milián, en su casa, con su perro ladrando, en un estudio, donde lo acompañan Puskín y sus libros.  Eulises Niebla, en su taller, domando el hierro y el acero. Liliam Padrón, en su salón de ensayo. René Fernández, Gustavo Álvarez, Ildefonso Acosta, José Manuel Espino...  

Cada encuentro con ellos fue apasionante, y de alguna manera ha enriquecido mi perspectiva sobre cada individuo y la cultura matancera. Cada pregunta, cada espacio, ha quedado en el guión, como corpus documental del resultado de la realización audiovisual. ¿Qué no me gustan de los programas? Creo  que es imprescindible la necesidad de un equilibrio entre lo cognocistivo, lo emocional y lo estético. Del guión parte la esencia del resultado final; pero especialmente, de la realización: incluidos el propio guión, el uso de las cámaras, el vestuario y la escenografía, los temas e imagen de presentación  y la conducción. Cuando uno como espectador lo observa; lo analiza, además de como guionista, como crítico y como un televidente más. ¿Logro conjugar esa extraña fusión ante la pantalla? ¿Lo que valoro es el resultado de mi propuesta o el del  programa visto como un espectador más? ¿Por qué uno queda satisfecho o menos satisfecho ante el resultado de los diferentes programas? Uno pretende, o mejor, aspira, por ejemplo que ese equilibrio entre emoción, lo cognocistivo y lo estético  se mantenga en el programa.  Que las preguntas que indagan en el ser humano artista, tengan la condición del lenguaje concreto del habla, en equilibrio también con los elementos especializados  de la lengua en español  en  un programa como Atrapando Espacios. Es interés de sus hacedores que los cánones usuales de la banalidad de ciertos programas no sean utilizados en el nuestro. Ciertas poses, actitudes, preguntas y valoraciones que entorpecen la fluidez entre el entrevistado y el entrevistador,  y muestran desconocimiento del que pregunta y a la vez la carencia de  lo auténtico, al usar el lenguaje especializado y asumir  el de otro, llamase una manifestación artística o el valor trascendente de una interrogante, que no puede ser opacada por la ingenuidad y lo inauténtico de la relación entre ambos: lo que en teoría y práctica se llama empatía.

Ansiaría que un espacio como En Creación, uno de mis preferidos como guionista y televidente tengan de investigación y de lenguaje renovado de la imagen audiovisual y no repitan códigos, y elementos que a nada contribuyen a valorizar las propuestas que se les entregan al televidente.

Por ejemplo, no repetir situaciones como la del entrevistado tomando café o té. Escenas  poco originales, por usuales y reiteradas. Al escribir, cada individuo asoma con sus características esenciales como ser humano, con las especificidades de la manifestación a la que pertenece. Interioridades que son un testimonio para el acervo cultural del futuro de la memoria cultural de la ciudad. De ahí el valor de la investigación, de la riqueza de las propuestas en los diferentes sets, de cada aspecto del proceso creativo del individuo. De rastrear y a la vez, mostrar en un lenguaje sensible y de valores estéticos,  el hombre y la cultura cubana.

Cada programa es una duda para seguir mejorando, para encontrar nuevos caminos y no errar  en las zonas trilladas de la comunicación, las de uno como guionista, y las del colectivo todo. Un concepto estético, en la perspectiva artística y la dimensión que la televisión debe irradiar como arte contemporáneo y eficaz.

 


Ulises Rodríguez Febles. Dramaturgo e investigador
Guionista de Atrapando Espacios.