Carilda escribe su Pinocho La escritora cubana Carilda Oliver Labra dará a conocer un libro de poemas sobre Pinocho, que contará con ilustraciones del pintor Roberto Braulio y será publicado este año como parte del catálogo de la editorial Gente Nueva.

Una historia del deseo, como se titula el volumen, reúne 17 poemas e igual cantidad de ilustraciones que toman como punto de partida ese personaje, ese niño de madera que quiere ser “un niño de verdad”, el cual pertenece a la popular narración infantil del autor italiano Carlo Collodi.
 
“Es mi Pinocho, el Pinocho que yo sentí, el que quise ver, y que quizás tiene algo de esa maternidad que siempre está en la mujer, incluso en aquellas que no hayan concebido hijos, como es el caso mío.
 
“El drama de Pinocho es muy conmovedor. El querer vivir como un ser humano y no poder. El tener un corazón de madera, y por tanto no poder amar. El simple hecho de resultarle imposible sentir el sabor de una pera.
 
“Pero intuyo también que este libro aparece como una especie de simbolismo en mi vida. Quizás sea el último libro que vaya a escribir, el punto final. Hay algo además. Es un regreso a la infancia, a los orígenes”.
 
 
Una historia del deseo cuenta como parte de su estructura con un prólogo, un intermezzo y un epílogo a cargo de los escritores Raidel Hernández, Enrique Pérez Díaz y José Manuel Espino, respectivamente, quienes realizan valoraciones sobre este texto.
 
Para José Manuel Espino, uno de los autores de literatura para niños más significativos en el país actualmente, estos poemas “aportan un relectura muy contemporánea de esa metáfora que es Pinocho, que rompe con esquemas de su recepción y tiene hasta cierta perspectiva mística”.
 
Carilda confiesa que antes solo había concebido un libro de literatura para niños, un relato que se titula Prefiero este sol y todavía permanece inédito, aunque fue escrito en los primeros años de la Revolución y recibió elogios de Nicolás Guillén y Eliseo Diego, quienes lo leyeron y le recomendaron publicarlo.
 
En el caso de Una historia del deseo fue un proyecto totalmente inesperado, surgido casi de un rapto, a partir de una proposición que hace dos años le hiciera un editor de Italia, que incluiría sus textos y las ilustraciones de Roberto Braulio, y sería publicado en ese país, donde se celebraba entonces el 120 aniversario de la publicación de Pinocho por primera vez.
 
La escritora explica que si bien todo el proyecto creativo fue concluido por parte de ella y del pintor matancero, diversas razones provocaron que el libro no se pudiera imprimir finalmente en Italia.
 
Poco después, Enrique Pérez Díaz, director de Gente Nueva, conoció el libro, se entusiasmó con el libro y ese importante sello editorial cubano asumió el proyecto que, según afirman Carilda y Roberto Braulio, deberá publicarse en el transcurso de este año con un formato grande y una impresión de mucha calidad.
 
“Debo destacar además —resalta Carilda— el excelente vínculo que establecimos Roberto Braulio y yo. Nunca había hecho un proyecto de este tipo con un artista de la Plástica, este es el primero y lo cierto fue que salió todo muy bien.
 
“Él dio el primer paso, un buen día se me apareció en la casa con las primeras trece ilustraciones. Después de verlas todo comenzó a fluirme, y en apenas unos días terminé los poemas que las acompañarían y además me salieron cuatro más que él se llevó e ilustró enseguida.”
 
Roberto Braulio, que también manifiesta la empatía que logró establecer con la autora, comenta que en su papel de ilustrador se planteó el reto de “quitar de las venas el Pinocho que casi todos tenemos dentro, y que ha venido fundamentalmente por la incidencia de los animados de Walt Disney”.
 
“Disney ha establecido una visualidad de Pinocho, y hasta una versión de la historia misma, que se aparta bastante del texto original de Collodi, el cual, por cierto, es más rico en todos los sentidos”, afirma el pintor.
 
“Yo seguí esa historia original de Pinocho, y llevé a cabo una investigación sobre la manera en que le había trabajado no solo en la televisión o el cine sino obviamente también en las ediciones más representativas de este cuento. Revisé cuanto pude y luego di a la luz a mi Pinocho.
 
“Trabajé con total libertad esta perspectiva mía de Pinocho. Recuerdo que pensando en los recursos con que se contaban para la impresión le pregunté al editor italiano qué limitaciones presentaría, y él me respondió que ninguna, que hiciera lo que se me ocurriese sin pensar en nada más. Opté por el acrílico, el pastel y el collage. Utilicé como soporte una cartulina manufactura que produce la editorial Papiro, de Holguín.
 
“Las ilustraciones son en colores. Lo más difícil fue concebir a Pinocho. Necesitaba tenerlo muy claro, en todas sus dimensiones, pues en las escenas él aparecía en diversos ángulos, desde diversos perfiles. Lo otro fue asumir una perspectiva emocional. Lo hice adoptando la mirada, la sensibilidad del padre, en este caso de su creador, Geppeto, el carpintero.”
 
Premio Nacional de Literatura en 1997, Carilda Oliver Labra (Matanzas, 1922) es una de las voces más trascendentes de la poesía en Hispanoamérica y entre sus libros se pueden mencionar Al sur de mi garganta, Las sílabas y el tiempo, Calzada de Tirry 81 y Los huesos alumbrados. Se han realizado numerosas antologías de su obra, que ha sido traducida a diversos idiomas.
 
Roberto Braulio González Rodríguez (Cárdenas, 1956) es graduado de la Escuela Provincial de Artes de Matanzas en 1974 y de la Escuela Nacional de Arte en 1978, especialidades pintura, grabado y dibujo.
 
Se ha desempeñado además como profesor de artes plásticas.  Desde 1991 a 1994 fue presidente del Consejo Provincial de las Artes Plásticas de Matanzas y presidió la sección de artes plásticas de la UNEAC. 

Por: Norge Céspedes