Carlos Samora. La noche demjudas

La noche de Judas (Ediciones Matanzas, 2013, cuentos), el más reciente libro del escritor cubano Carlos L. Zamora, cumple una vez más con ese propósito manifiesto con el que este autor emprende cada proyecto literario: el de ser útil a los demás, a su tiempo, a su gente, en este caso mediante un acercamiento a conflictos familiares propios del cubano.
 
Se trata de una colección de narraciones, concebidas por el autor en diversos momentos y escenarios de su vida durante los últimos quince años, y en las que con cierto tono amargo, algo ya común en su obra como narrador y poeta, hace referencia "a la fractura familiar en locaciones más o menos simbólicas: un hogar, un barrio, un pueblo, quizás una suerte de condena o advertencia sobre la inevitabilidad de la tragedia y el dolor, con los matices correspondientes", según palabras del propio Carlos L. Zamora.
 
"Es una selección de cuentos alrededor del tema de la pareja y de la familia y esa probablemente sea la única justificación de su reunión en un volumen porque es evidente su diversidad estilística, acaso eso también puede ser una novedad. En términos cronológicos es mi primera incursión en la narrativa aunque en términos editoriales una novela para adultos y una noveleta para jóvenes le antecedieron."
 
 
Zamora reconoce que en el volumen hay homenajes explícitos a autores y tendencias literarias que marcaron etapas importantes en su vocación como escritor, y que tienen su reflejo de las páginas de La noche de Judas desde diversas perspectivas. "Se repasan de esta forma algunas de las escuelas, tendencias, modos de hacer del cuento y del relato breve en la Isla, desde el cuento de estructura clásica, «de la tierra», hasta el metatexto, la viñeta y algún guiño experimental", especifica.
 
Pero a la hora de definir las mayores virtudes de este volumen, los objetivos que se trazó con cada una de las historias, no se centra en sus características formales, "técnicas", sino en el algo que él considera lo más vital de la literatura: "Ser útil es para mí el sueño mayor".
 
"Soy bastante escéptico con el tema de la trascendencia y preferiría que lo que escriba pueda servir a los lectores de hoy, que les ayude a pensar, a reconsiderar su entorno a comparar sus circunstancias", comenta finalmente.
 
Poeta y narrador, Carlos L. Zamora Rodríguez (Matanzas, 1962) tiene otros libros publicados ,entre los que se encuentran los poemarios Estación de las sombras (2001) y Cada día la eternidad  (2011), así como la novela para adultos En la mañana viva o Tan cerca hemos dormido (Letras Cubanas, 2013, Premio de Narrativa Guillermo Vidal 2011) y una noveleta para jóvenes A Puerto Blanco no llegan las lluvias (Ediciones Matanzas, 2013, Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas 2012). Estos dos últimos volúmenes serán presentados también en la presente 23 Feria Internacional del Libro Cuba 2014. 
 

Por: Norge Céspedes