Por: Josefina Ludmer

Por un acontecimiento histórico que sacó la nación a la calle, el tema es candente. Lo que viene después podría ser un instrumento para pensar un presente porque recorre todas las divisiones —económicas, políticas, históricas, culturales, literarias: el después está en todas partes—. Lo que viene después es como un movimiento de historización del presente; un modo de periodizar y un modo de imaginar el cambio, porque traza una secuencia, se pone en un devenir e implica una concepción dinámica de la reflexión. Me gusta hablar de lo que viene después porque es también hablar de la moda donde se suceden los estilos.

Lo que viene después. Por: Josefina Ludmer