Portada de Futurama-poemario de derbysSiempre he creído que hay dos maneras de cruzar un océano. La primera es a través de la imaginación y la segunda a través de las alas de la imaginación. Una apócrifa tercera opción sería a través de la conciencia, pues es ella quien nos hace atravesar todas las estaciones del ser.  Hago este señalamiento para introducir mi idea de que lo que más trasciende de un libro es su visión de la realidad y que lo demás no tiene mucha importancia si comprendemos que, al llegar a la última página, algo ha variado en nuestra realidad. El libro de Derbys Domínguez: Futurama (Ediciones Matanzas, 2013) forma parte de ese empeño de percibir el mundo con los ojos de la conciencia, que es como decir: los ojos del futuro. Apenas nos introducimos en él nos topamos con unos versos que nos obligan a replantearnos las diferentes visiones que tenemos del futuro:

Quiero saber si el último hombre del mundo escribirá correctamente
su nombre y sin faltas de ortografía.
¿Qué hará con la Historia;
su memoria recordará la Primera y la Segunda
       Guerras Mundiales,
el día que sobre Hiroshima cayó
aquel humo que cegó al hombre
del futuro?