Lidia CabreraA la vida y obra de Lydia Cabrera (1899–1991), relevante etnóloga, investigadora y narradora cubana, se aproxima un libro que reúne varios materiales de carácter testimonial y ha sido publicado por Ediciones Vigía, en la ciudad de Matanzas.

El volumen se titula Lydia Cabrera en su laguna sagrada y ha sido escrito por Natalia Bolívar Aróstegui y Natalia del Río Bolívar, quienes aseguraron que así rendían homenaje a esta figura, vital para el entendimiento de la cultura africana en la Isla, tema al cual dedicara unos treinta libros, entre ellos El monte y Cuentos negros de Cuba, acaso los más famosos.

El texto cuenta con prólogo de Reynaldo González, una “Aclaración necesaria” de Zoila Lapique, así como su bibliografía activa, un glosario comentado y textos críticos dedicados a su obra por diversos autores cubanos: José María Chacón y Calvo, Gastón Baquero, Enrique Labrador Ruiz, Lino Novás Calvo y Rafael Suárez Solís, entre otros.

En el prólogo, Reynaldo González comenta que varios capítulos del libro “reconstruyen los andares de Lydia Cabrera, los sitios donde acopió informaciones y que le impregnaron el ánimo, las zonas donde vivían sus informantes (…) La evocación se mezcla con los mitos que nadie como ella contribuyó a develar, los dioses tutelares del panteón yoruba de Cuba, y es como si escucháramos rumores de bembé, el percutir de los tambores que los convocan para compartir su bondad y rigor”.

Por su parte, Zoila Lapique se refiere la importancia de tres textos que constituyeron el inicio de este volumen y son en cierta forma su columna vertebral: “Tributo necesario a Lydia Cabrera”, “La oralidad en Lydia Cabrera” y “El eco de los tambores”, a los que añade el artículo “La familia Tarafa”, familia que tanto significaría para la obra de Lydia Cabrera.