Por: Yuliet Teresa VP

Amanda nos atraviesa de una manera tan delicada que, en el momento cuando leemos su historia, parece que relata parte de la nuestra. Amanda puede ser el pretexto para que a todos se nos vaya de las manos al hojear, un libro tan bien pensado como lo es No todos los príncipes son azules, del avileño Eduardo Pino (Morón, 1970) de la editorial Ediciones Ávila en el 2013. Pareciera esta historia de ficción no tan de ficción como pudieran decir muchos; lo cierto es que esta pequeña niña desentraña y pone al descubierto nuestros miedos, como si fuera el filtro por donde vemos otro mundo. Escribo en caliente. Escribo porque este libro me ha hecho reencarnarme en muchas historias que, sin lugar a duda, describen a mi generación. Amanda puede ser también la manera de quitar nombres y poner otros nombres a aquello que la sociedad llama prejuicio.

 No todos los príncipes son azules, del avileño Eduardo Pino (Morón, 1970)