Por: Zurelys López Amaya

Poesía que surca inmediata del vacío a la sensatez, hacia la respuesta de quien siempre busca sostenerse en lo divino del cuerpo que complica todo con lo que se llaman principios. La vida es un principio, un compromiso con el diálogo interior que promueve la “onda” literaria, la “queja” literaria, la crítica y sinceridad literaria. Conozco al poeta, al filósofo, al crítico, al inconforme que asume su ritmo permanente en un compromiso desde el oficio creador. Conozco su incertidumbre, sus duelos, su nobleza desde el puesto sagrado del ermitaño que teje con cuidado cada paso a seguir.

68_gravitaciones_daniel_diaz_mantilla_portada