No.51-52.May-Agt.2015

La poética del ritmo en Alfredo Zaldívar

Agosto 5, 2015 - 1:21pm

Cuchillos en el aire. Alfredo ZaldivarLa concepción de una “poética del ritmo” en la obra de Alfredo Zaldívar fue señalada durante la presentación de Cuchillos en el aire, una antología de este autor dada a conocer por Vigía, durante las celebraciones por el aniversario treinta de la fundación de esta casa editorial en la ciudad de Matanzas.

Con edición bilingüe (español e inglés), esta selección contiene catorce poemas, donde, según aprecia el poeta y editor matancero Leymen Pérez, a cargo de la presentación del libro, “la poética del ritmo (...) está inmersa en un lenguaje que no solo es verbal sino musical y visual, sensible y mental”.

Leymen estima además que se trata de “una poética que no es hermética ni se sostiene en un discurso enrarecido (...) sino que transmite disímiles emociones y elementos espirituales y multireferenciales, con una invulnerable concentración expresiva y temática”.

Editado por Laura Ruiz y con diseño e ilustración de Johann E. Trujillo, este libro fue llevado al inglés por el poeta australiano Peter Boyle, traductor habitual a ese idioma del importante escritor cubano José Kozer, quien lo entusiasmó a realizar tal tarea.

Kozer había leído Cuchillos en el aire, así como un pequeño cuaderno de Zaldívar titulado Precipicios, y quedó favorablemente impactado, al punto que le comentó en un mensaje electrónico: “hay poemas que me asaltan y sobresaltan; en general tu estro es rico, conciso, y a la vez en extremo poético: y es inteligente (…)”.

La mujer, presencia entrañable en la poesía de Eliseo Diego

Agosto 5, 2015 - 10:06am

Eliseo y BellaLa mujer, presente con frecuencia y de manera entrañable en la obra de Eliseo Diego (1920-1994), motiva un poema inédito que este reconocido escritor cubano dedicara a su esposa Bella García Marruz, y que recientemente ha sido puesto a disposición de los lectores en un pergamino preparado por Ediciones Vigía, en la ciudad de Matanzas.

Breve, de dos cuartetas, y titulado “Primer retrato de Bella en Arroyo Naranjo”, fue calificado como un “poema muy sencillo”, “un divertimento”, por la hija del autor, Josefina de Diego, Fefé, quien facilitó el acceso a este texto que, según ella, es uno de los pocos poemas inéditos de su padre, “pues ya prácticamente todos están publicados”.

Fefé recuerda que estos versos fueron motivados por una fotografía de su madre, Bella, durante su primera visita a Arroyo Naranjo, a la finca donde Eliseo Diego viviera de niño, hasta los nueve años, evocada por él con fascinación, y a la cual llevaría a su entonces novia, así como a la pareja de jóvenes enamorados que también formaban la hermana de esta, Fina García Marruz, y Cintio Vitier.

“Como era un lugar realmente maravilloso —recuerda Fefé—, con tantos árboles, tan esplendente, mamá quedó encantada, y de pronto, muy seria, muy solemne, le pidió a papá: «Cuando nosotros tengamos hijos, quiero que vengan a vivir aquí, quiero que aquí estemos todos». Alguien le tomó una fotografía a mamá. No recuerdo quién. Quizás papá, quizás Bella o Cintio. No recuerdo. Solo sé que de allí salió aquella imagen que motiva este poema.

Libro sobre Lola María recibe premio de investigación histórica

Agosto 5, 2015 - 9:19am

Ediciones Vigía. Matanzas“Dolores María Ximeno, otras miradas”, de Mireya Cabrera Galán, fue el proyecto ganador del Premio de Investigación Histórica Pedro Antonio Alfonso 2015, el cual estimula el estudio de temas relacionados con la ciudad de Matanzas y es convocado por Ediciones Vigía y la fundación Alfonso Carreño y Alfonso.

El texto brinda un acercamiento biográfico a Dolores María Ximeno y Cruz (Matanzas, 1866-1934), más conocida como Lola María, y autora de Aquellos tiempos… Memorias de Lola María, relevante testimonio que aporta un fresco de gran parte del siglo XIX.

Según Mireya Cabrera Galán, “la vida de esta mujer es poco conocida todavía, y es un hecho que parte de sus propias Memorias..., donde se corre, se aparta, y no se mira a sí misma, sino a los otros, a sus alrededores, a su contexto; tampoco los investigadores contemporáneos se han fijado mucho en ella, más bien han centrado sus observaciones en su libro”.

“Dolores María Ximeno, otras miradas” se halla estructurado en nueve capítulos, en los cuales hace un recorrido por la vida y obra de esta famosa matancera, a partir de una exhaustiva consulta de fuentes documentales, periódicas, iconográficas y bibliográficas, así como de las inevitables referencias a sus Memorias...

De oposiciones y complicidades o Anhedonia, quince años después

Agosto 5, 2015 - 1:13am

De oposiciones y complicidades o Anhedonia“¿El éxito es un premio? ¿Es la fama? [...] ¿Quién mide el éxito?” (54) reflexiona la protagonista del cuento “Felicidades Mayte”, del libro Anhedonia, de Mylene Fernández Pintado. La pregunta lanzada al vacío, retórica –porque se sabe de antemano la inutilidad de la respuesta– recorre el conjunto merecedor del Premio David en el lejano y cercano 1998, atraviesa el almanaque y ronda en estos días la mente de sus lectores. ¿Cómo es posible que más de quince años después este libro admita una reedición imprescindible y una lectura aún provocadora de inquietudes y preguntas? Avanzando las páginas es posible hallar sino la respuesta categórica sí en cambio un grupo de pistas iluminadoras sobre la actualidad de estos textos.

Fernández Pintado, a fines de la década del noventa del pasado siglo, se ponía a la cabeza de la presencia de la huella trasatlántica, esa clasificación académica que aún trata de encontrar su lugar en la Isla. Eran los años posteriores al derrumbe del llamado campo socialista y Cuba estrechaba alianza con España. Los lazos económicos y emocionales adquirían otro matiz y esta narradora con su cuento “Mare Atlánticum” insertaba el diálogo excolonia/exmetrópoli apoyada en nuevas circunstancias nacionales y personales, exponiendo subjetividades bien avitualladas con reflexiones en torno al viaje, el éxodo, el matrimonio y las relaciones de parejas trasnacionales. Sobre todo ello y más Mabel Cuesta llama la atención en su magnífico prólogo a la reedición que Ediciones Matanzas, con diseño de Johann Enrique Trujillo y edición de Norge Céspedes pone hoy a consideración, en su colección Los Molinos[1].

La narrativa de Fernández Pintado se erige, en este que fuera su primer libro, en actualización de la historia cubana. Pasado, presente y futuro domésticos y sociales son tratados en la cuerda de las relaciones Cuba/España/Estados Unidos, donde a ratos una latitud es el centro y las otras son -o parecen ser- periféricas, para más adelante intercambiarse los roles. Una arista nada desdeñable dentro de estos recorridos por las venas citadinas es la presencia de los anhelados viajes y su impronta en el imaginario cubano. Aparecen aquí personajes femeninos desplazados más allá de las llamadas fronteras naturales de manera tal que hacen del binomio adentro/afuera, una importante reevaluación. Es importante no perder de vista –para decirlo en palabras de Zaida Capote- que “el lugar desde el cuál se narra es tan importante como aquel desde donde se lee[2]”.

Presencia francesa en la cultura musical y artística de la ciudad de Matanzas. Siglo XIX. Aproximaciones

Agosto 3, 2015 - 4:21pm

Esteban Chartrand. La cultura francesa ha constituido uno de los referentes más sólidos en el acontecer histórico de numerosas naciones del mundo. Ya sea de forma directa o indirecta, Francia devino modelo universal a partir de los principios ideológicos y jurídicos que afloraron con la revolución de 1789.  Ello, sin ignorar los significados que para países como Cuba, tuvo la introducción, en la economía de plantación, de maquinarias y procedimientos técnicos, de patente francesa, los que contribuyeron a la consolidación de esa economía.

A la vez, la revolución haitiana (1791) marcó un punto de giro para la historia de la mayor de las Antillas. El declive económico de la otrora colonia gala sobrevino tras la cruenta contienda. La emigración de franceses hacia Cuba no se haría esperar. Tan pronto tienen lugar las  disímiles sublevaciones en Haití y Santo Domingo, comienzan a arribar al oriente de esta isla (Santiago, con preferencia) colonos franceses, algunos en compañía de sus antiguos esclavos.

Entre finales de aquel siglo e inicios del siguiente la región de Matanzas participa de un rápido crecimiento de su riqueza agraria, lo cual coadyuvó al florecimiento cultural de la entonces jurisdicción yumurina, en particular su capital. Tal situación estuvo favorecida por sucesos locales como la apertura del puerto al comercio con varias naciones (1793), así como por acontecimientos internacionales que en conjunto incidieron de forma positiva en el desenvolvimiento económico y socio cultural de la región. El florecimiento de la ciudad tiene sus orígenes en las primeras décadas del siglo XIX, si bien su momento clímax es alcanzado entre 1840 y 1868, año en que estalla  la Guerra de los Diez Años.

Durante este tiempo, la modesta fisonomía de Matanzas comienza a transformarse, a la par que los hacendados engrosan su patrimonio. Y  es que el interés de la burguesía terrateniente criolla supera las meras expectativas de enriquecimiento material. Distingue a los matanceros su apego por la ilustración, de ahí que conciban proyectos destinados a fomentar la educación, la literatura y las artes, al tiempo que impulsan significativas transformaciones urbanas, en correspondencia con la creciente posición de Matanzas como gran productora y exportadora de azúcar.

Abel González Melo: La muerte de mi padre

Agosto 3, 2015 - 10:45am

La muerte de mi padre. Abel González MeloEl escritor cubano Abel González Melo (La Habana, 1980) participó en la presentación de su volumen de poesía La muerte de mi padre (Ediciones Aldabón, 2014), que tuvo lugar recientemente en la Casa de las Letras de Digdora Alonso, en la ciudad de Matanzas.

“Estar junto a mi cuaderno era algo que me debía, y que le debía a él, pues debido a circunstancias que no había modo de solucionar me resultó imposible asistir a los dos lanzamientos que se habían hecho antes, uno en La Habana, y otro aquí en esta ciudad, ambos en los primeros meses de este año, durante la Feria del Libro”, confesó González Melo, quien reside actualmente en España.

“Aquí reúno poemas escritos durante los últimos quince años; tienen algo de esos viajes entre Cuba y el mundo, que inevitablemente forman parte de mi vida, y que concilio, que los uno en medio de mi afán por borrar las fronteras.”

Los poemas, escritos en diversos moldes estróficos: décimas, sonetos o en verso libre, están distribuidos en tres secciones: Laderas devastadas, Entre las hojas mustias del retiro y Aquellos paisajes, que se articulan dramatúrgicamente, según el poeta Derbys Domínguez, quien tuvo a su cargo las palabras de presentación del volumen.

En su intervención, Derbys Domínguez insistió en los vínculos con el teatro que se aprecian en este cuaderno, no solo en su estructura sino también en los propios poemas, en el sentido teatral, en la palabra de esos poemas, y hasta en el hecho de que los mismos están dedicados a figuras trascendentes del panorama escénico cubano como Raúl Alfonso, Antón Arrufat, Abelardo Estorino y Antonio Sarraínz.González Melo coincidió en que “su teatro” podría estar latiendo en esos versos, y añadió que en su caso esto a su juicio resulta algo común, pues no piensa tanto en los géneros como en la palabra, y en lo que tiene que decir.

La poesía en mi

Agosto 3, 2015 - 10:01am

Emilio BallagasYo no sé hasta qué punto tiene validez lo que el poeta pueda decir de su propio verso. El ojo como órgano en actividad, como ejercicio natural, se ignora a sí mismo. Vive sola., mente y es ojo en la medida que cumple su función de instrumento, su destino de darnos la visión de las cosas. y así, ,se cumple en la aprehensión del paisaje, en la captación de la luz y en el contraste de ésta con la sombra. No en vano, en lenguaje castizo, mirar es "catar", beber en luz el mundo circuandante. Como poeta tengo el deber, y el destino de ignorarme. Soy un instrumento, soy caña hueca, que apenas dispone de unos cuantos agujeros para graduar el hálito universal. Dispongo de unos cuantos colores puros o soy un prisma que echa a volar en siete canciones las secretas aves de la luz perfecta. Mi condición de instrumento y mi destino de ignorarme no excluyen la posibilidad de que el espíritu que me rige -para asumir una responsabilidad ante el Cosmos- procure afinar este instrumento hasta lograr darle las más variadas y ricas posibilidades de manifestar en sentido actual. la eternidad de la poesía. Pero esto pertenece ya al. orden de la intención. De facultad y de intención creo que está hecha la poesía.

La poesía en mí no es un oficio ni un beneficio. Es una disciplina humilde, un hecho humano al que no puedo negarme, porque me llama con la más tierna de las voces, con una inconfundible voz suplicante e imperativa a la vez. Como poeta no me siento en modo alguno un ser excepcional y privilegiado. No soy más que un notario de mis propias emociones, y en este sentido hay que redimir esa expresión peyorativa de "notario poeta". Sólo que el poeta que da fe fiel de las emociones de su "yo" es algo más que un notario, es una aguja magnética que se mueve a la menor alteración, que oscila delicadamente para marcar de la manera más precisa y ajustada los más finos y varios matices del sentimiento.

El corno emplumado on line

Agosto 3, 2015 - 9:31am

El corno emplumadoEl Corno EmplumadoThe Plumed Horn (1962-1969), emblemática revista bilingüe de literatura fundada en México por los escritores Margaret Randally Sergio Mondragón, ha sido digitalizada y podrá ser consultada on line, de manera gratuita, a partir de una iniciativa que se ha gestado en la Northwestern University, de Chicago, Estados Unidos.

Estará disponible para su consulta en una fecha próxima, aunque todavía por precisar, según especificó Margaret Randall, quien dio a conocer esta información en la ciudad de Matanzas, durante una reciente visita a la misma invitada por Ediciones Vigía.

“Es sin duda un hecho fantástico que El Corno Emplumado entre on line, pues en la actualidad resulta muy difícil encontrar algunos de sus números en las bibliotecas de cualquier país, y si pensamos en la colección completa estaríamos hablando de un verdadero hallazgo.”

“Este suceso tendrá también otros valores añadidos, pues además de los números de la revista serán puestos a disposición de los lectores de todo el mundo artículos, cartas y otros materiales con los que se aporta información complementaria acerca de esta publicación.”

Publican en Cuba antología de cuentistas latinoamericanos de origen árabe o judío

Agosto 3, 2015 - 8:00am

Delta de las arenasUna antología de cuentistas latinoamericanos de origen árabe o judío se ha dado a conocer en Cuba, lo que, según Rose Mary Salum, compiladora de este volumen, “abre un espacio para la confluencia de estas culturas, algo muy importante si se piensa en la necesidad de una convivencia armoniosa entre ellas”.

El libro se titula Delta de las arenas. Cuentos árabes, cuentos judíos y fue publicado a finales de 2014 por Vigía, casa editora de tres décadas de existencia, con sede en la ciudad de Matanzas,  y que tiene entre sus principales atractivos sus reconocidas producciones manufacturadas. 

Reúne a catorce escritores latinoamericanos con esos orígenes, incluidos varios brasileños, quienes en sus textos reflexionan “sobre su propia identidad, las tradiciones, la añoranza fragmentada, la jerga extranjera dentro del contexto latinoamericano, el sincretismo, las guerras y la pérdida”, según comenta Salum.

Los narradores que se presentan aquí son: Alicia Borinsky (Argentina, 1946), Nayla Chehade (Colombia, 1953), Sergio Chejfer (Argentina, 1956), Ariel Dorfman (Argentina, 1942), Eduardo Halfon (Guatemala, 1971), Rodrigo Hasbún (Bolivia, 1981), Milton Hatoum (Brasil, 1952), Gisela Heffes (Argentina, 1971), Bárbara Jacobs (México, 1947), Andrea Jeftanovic (Chile, 1970), Lina Meruane (Chile, 1970), Alberto Musa (Brasil, 1961), Tatiana Salem Levy (Brasil, 1979), Rose Mary Salum (México, 1964) y Naief Yehya (México, 1973).

Este texto que ha dado a luz Ediciones Vigía constituye la selección de un volumen mayor presentado en Estados Unidos (Literal Publishing, 2013), el cual incluyó un total de 68 autores.

Lydia Cabrera en su laguna sagrada

Agosto 3, 2015 - 7:12am

Lidia CabreraA la vida y obra de Lydia Cabrera (1899–1991), relevante etnóloga, investigadora y narradora cubana, se aproxima un libro que reúne varios materiales de carácter testimonial y ha sido publicado por Ediciones Vigía, en la ciudad de Matanzas.

El volumen se titula Lydia Cabrera en su laguna sagrada y ha sido escrito por Natalia Bolívar Aróstegui y Natalia del Río Bolívar, quienes aseguraron que así rendían homenaje a esta figura, vital para el entendimiento de la cultura africana en la Isla, tema al cual dedicara unos treinta libros, entre ellos El monte y Cuentos negros de Cuba, acaso los más famosos.

El texto cuenta con prólogo de Reynaldo González, una “Aclaración necesaria” de Zoila Lapique, así como su bibliografía activa, un glosario comentado y textos críticos dedicados a su obra por diversos autores cubanos: José María Chacón y Calvo, Gastón Baquero, Enrique Labrador Ruiz, Lino Novás Calvo y Rafael Suárez Solís, entre otros.

En el prólogo, Reynaldo González comenta que varios capítulos del libro “reconstruyen los andares de Lydia Cabrera, los sitios donde acopió informaciones y que le impregnaron el ánimo, las zonas donde vivían sus informantes (…) La evocación se mezcla con los mitos que nadie como ella contribuyó a develar, los dioses tutelares del panteón yoruba de Cuba, y es como si escucháramos rumores de bembé, el percutir de los tambores que los convocan para compartir su bondad y rigor”.

Por su parte, Zoila Lapique se refiere la importancia de tres textos que constituyeron el inicio de este volumen y son en cierta forma su columna vertebral: “Tributo necesario a Lydia Cabrera”, “La oralidad en Lydia Cabrera” y “El eco de los tambores”, a los que añade el artículo “La familia Tarafa”, familia que tanto significaría para la obra de Lydia Cabrera.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido