ARTÍCULOS

Apoyado al timón espero el día *

Febrero 22, 2016 - 9:55am

Agustín Acosta y BelloEra el doce de diciembre de mil novecientos setenta y dos y se me nublaba el día en aquel viaje tan real como absurdo. No acababa de comprender que el poeta de recio carácter, erguida pluma y afanes libertarios, era el mismo hombre a quien estaba acompañando ahora al Aeropuerto de Varadero, para no verle jamás: pero sí: era, en verdad, mi Agustín Acosta, el mismo de la carta retadora al Presidente Gerardo Machado   -gesto de valor y rebeldía que lo llevó a la cárcel- ; era el propio autor de La Zafra (1926), primer gran poema político nuestro, lírico y audaz, reconocido por Martínez Villana, Fernando Ortiz y José Antonio Portuondo por su demanda social a favor del campesino y en denuncia contra la explotación norteamericana.

El poeta miraba hacia fuera del automóvil el cortejo de palmas, con hambre espiritual de comerse el paisaje, sin embargo, a cada kilómetro recorrido, Cuba se le perdía un poco más. Quise derrotar aquel silencio donde apostaba una lágrima y le dije con disimulo'.

El mundo es un código binario

Febrero 19, 2016 - 10:53am

Mundo BinarioBlanco y negro, cero y uno, Dios y el Diablo, el ajedrezado infinito de las posibilidades. No existe fenómeno, de cualquier naturaleza, sin que su contraparte este presente, todo está sujeto a las leyes de la dualidad. Entonces, ¿por qué lidiar con los contrarios? ¿A que obedece la intención de preponderancia de una facción sobre otra?

La respuesta es simple: Nadie anda sobre una sola pierna sin ayuda de muletas; psicológicamente, todos tenemos un alter ego; y un átomo (intuido y nombrado por Leucipo y Demócrito, alrededor del 410 ane), posee en su núcleo atómico, cuando menos, un protón (+) y un electrón (–). Vale decir, como en el sospechoso caso del átomo, que también existe el tres (toda estructura atómica posee tres elementos, a saber, protón, neutrón y electrón), pero concentraré mi atención en los principios básicos de dualidad. De semejantes compensaciones, que suelen ser incalculablemente circunstanciales y variables, se arman los vínculos no antagónicos de la materia. El antagonismo, en cambio, conduce irremediablemente a la quiebra del balance. Llegado este punto, la antigua forma de equilibrio conduce a un nuevo esquema de relaciones.

En principio todo gravita sobre el filo de una navaja: a un lado, el orden; al otro, el caos. Conservar el balance de la materia en suspensión es tarea de todos los días, y ofrece el mismo grado de complejidad que cuando se cree estar defendiendo alguna causa.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido