BITÁCORAS

Palmas Altas (o San Antonio) que estás en los cielos

Agosto 10, 2016 - 9:30am

Todos los meses atravieso puntualmente un estado anímico que he denominado como “el periodo-Manzanillo”. Son tres o cuatro días durante los cuales me muestro apático, taciturno, ensimismado. Me preguntan qué me pasa y no sé exactamente la respuesta. Todo parece indicar que se trata de una especie de crisis nostálgica, pues durante esos extraños días no dejo de pensar con intensidad en Manzanillo, la ciudad donde nací en 1975, y de la cual me marché hace cerca de veinte años.

Palmas Altas (o San Antonio) que estás en los cielos

No soy del mismo centro de Manzanillo sino de San Antonio, barrio que se encuentra a unos cinco kilómetros de esa ciudad y forma parte de una zona rural que se llama Palmas Altas y contiene a su vez a otros barrios: Las Guasasas, Cuentas Claras, El Callejón de Mario León, Moscú, La curva de Turriaga, El último recurso, entre otros que se le han añadido con el tiempo. No sé cómo me fui acostumbrando a decir que vivía no en San Antonio, sino en Palmas Altas. Acaso fue una renuncia inconsciente a lo preciso de la primera denominación, por lo precioso, lo auténtico de la segunda.

7 a 1 o Dónde está mi casa

Mayo 27, 2016 - 1:03am

Calzada de Tirry

Como cualquier niña de barrio mataperreé a mis anchas. Pese a ser hija única no estuve demasiado sobreprotegida. Esto me permitió andar por diferentes barrios con otras niñas y niños. Nos mezclábamos todos: quienes vivíamos en la Calzada –que entonces tenía cierto glamour– con quienes moraban más hacia el interior, aquellos cuya casa podía estar en barrios que se llamaban, por ejemplo, “la yuca agria”. Nos mezclábamos y formábamos una deliciosa pandilla, sin sospecharlo siquiera. La Calzada, además de sus árboles no tenía otros muchos atractivos. Quizás solo la idea de que era inmensa. Grandeza que disminuía directamente proporcional a la medida en que crecíamos. Los otros barrios, sin embargo, parecían contener todo lo fascinante del mundo, así continúa siendo: allí está lo verdaderamente interesante. La Calzada, en cambio, ya perdió su glamour. Los altos árboles de nuestra infancia devinieron arbustos y si bien es muy grato despertar con el piar de los pájaros que a veces anidan en ellos, ya no es posible jugar a los escondidos o recostarnos a los anchos troncos para gritar “un, dos, tres, pasito inglés” tratando de espiar con el rabito del ojo. Así crecí. Esa vida y el recuerdo de ella me han salvado de adversidades y zozobras. Y no hablo solo de los vaivenes emocionales, sino también de las inclemencias de la vida práctica. Mis amigos de entonces, mis iguales mataperros y yo, seguimos teniendo una especie de pacto silencioso. Un algo que nos hace reconocernos en lo igual: la infancia de callejeo y sudor. 

Con ellos perseguí perros para acariciarlos, apostando a quién morderían y a quién no. Con ellos busqué hojas extrañas, robadas de patios ajenos para colocar con cuidado y concentración en una prensa de madera que mi abuelo me había construido y que haría pensar a cualquiera que yo sería una botánica célebre o una microbióloga… nada más alejado. Con mis amigos mataperros me enfangué y busqué calandracas. Con ellos comí cundeamor y me destrocé las rodillas en las caídas, de manera tal que mi abuela, a una cuadra de distancia, me reconocía al volver de la escuela por los rosetones oscuros que sobresalían por encima de las medias blancas, sujetas con una liga a la altura de la pantorrilla.


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido