ENSAYOS

Las librerías de segunda mano y la recuperación de documentos valiosos

Abril 15, 2018 - 10:54am

Por: Eugenio Vicedo Tomey

La historia de las librerías de segunda mano – “librerías de viejo, librerías de lance, second–hand book store, bouquiniste”… –  marcha paralela a la historia de la edición y la impresión de libros, incluso desde antes de la invención de la imprenta de tipos móviles por Johannes Gutenberg en el siglo XVI. Es un comercio que se caracteriza por una dinámica elevada, determinada entre otros factores por la preparación y experiencia del librero que las atiende, artífice del éxito del establecimiento para que deje de ser reducidamente un almacén de libros viejos eventualmente en venta, o un museo de rarezas bibliográficas.

Las librerías de segunda mano y la recuperación de documentos valiosos

El tradicional mecanismo de compras de grandes lotes de libros por parte de un librero experimentado favorece el proceso de jerarquización de documentos valiosos, la consecuente reparación de los ejemplares parcialmente dañados y la posterior adquisición de los mismos por parte de estudiosos, profesionales de la literatura, coleccionistas, instituciones culturales y bibliotecas. En consecuencia, todo ello conduce a la conservación del material como patrimonio cultural de la sociedad.

La Sonora Matancera, proyección e influencia en los grupos musicales cubanos

Abril 14, 2018 - 1:55pm

Por: Lázaro Efrén Álvarez de Ávila

El 12 de enero de 1924, en la casa de Valentín Cané, situada en la calle Salamanca número 41, entre Jovellanos y Ayuntamiento, en el barrio de Ojo de Agua de la ciudad de Matanzas, se efectúa una reunión de músicos y amigos. Este encuentro marcó la génesis de una de las agrupaciones musicales más afamadas de Hispanoamérica. Tras varias denominaciones, es bautizada con el nombre definitivo de Sonora Matancera[1]. Además de Cané, director y tresero, sus miembros fundadores fueron Domingo Medina, guitarra y timbal, Manuel Valera, guitarra y voz segunda, Juan Bautista Llopiz, guitarra, Pablo Govín Vázquez (“Bubú”), contrabajo, Ismael Governa, cornetín, Julio Govín, cantante y Rogelio Martínez, claves y cantante.

La sonora Matancera

El libro en Matanzas. Instituciones y establecimientos comercializadores de libros en la primera mitad del siglo XIX

Diciembre 11, 2017 - 9:03am

Por: Eugenio Vicedo Tomey

El desarrollo económico de la urbe matancera en el siglo XIX y el aumento progresivo de su población favorecieron el auge del comercio minorista y la demanda de productos relacionados con la cultura: instrumentos musicales y  partituras de obras, y también, por supuesto, libros. Entre los establecimientos con mayor implicación en este fenómeno que es posible referir se encuentran instituciones educativas, boticas, comercios minoristas y administración de Correos, entre otros. Para rescatar la participación e importancia de estos establecimientos y su destacado papel vinculante con el libro en la ciudad, se hace necesario particularizar en detalles y  características de cada uno, así como particularidades de las obras ofrecidas. En este análisis es justo aclarar que no se ha tenido en cuenta la posible comercialización de libros de carácter religioso –misales, catecismos, novenarios  y otros de similar contenido, propia de la liturgia católica fundamentalmente– que llegaban a la ciudad a través del sistema eclesiástico y que pudieron ser comercializados en los propios templos entre los fieles devotos.

El libro en Matanzas. Instituciones y establecimientos comercializadores de libros en la primera mitad del siglo XIX

El viajero inmóvil o la crítica literaria como un género de ficción

Diciembre 4, 2017 - 1:46pm

Por: Haydeé Espino[1]

“Yo creo que aun los libros de crítica tienen que tener un argumento, como si fuera una novela”, afirma Emir Rodríguez Monegal en una entrevista que le realizara Carlos Cortínez en 1969.  Bajo esa luz, este texto pretende desentrañar cómo Rodríguez Monegal reformula los procedimientos y objetivos de la función crítica mediante la construcción de un argumento en El viajero inmóvil. Introducción a Pablo Neruda (1966).

El viajero inmóvil o la crítica literaria como un género de ficción

La primera edición de El viajero inmóvil, a diferencia de las posteriores, se divide en tres partes: “Persona y poesía”, “Retrato en el tiempo” y “La única residencia”.  La primera, “Persona y poesía”, consiste en un texto panorámico sobre la situación de Neruda en las letras hispanoamericanas: sus influencias ideológicas y literarias, su militancia política y su cambio de nombre de Ricardo Eliécer Neftalí Reyes a Pablo Neruda. “Retrato en el tiempo”, la segunda parte, corresponde cronológica y literariamente a la vida del poeta, la cual, bajo la pluma de Emir, resulta ser un anecdotario de los escritores de la época con un matiz detectivesco donde correlaciona los acontecimientos biográficos de Neruda con su impronta en su obra.  Hasta aquí, el lector de El viajero inmóvil tiene ya claro quién es Neruda y “de qué pata cojea”. Sabe de sus grandes amores, empezando por la Mamadre, Guillermina y Josie Bliss, hasta sus esposas; desde el deseo de crear su propio universo poético hasta los nombres de algunos de sus amigos más entrañables, como Rafael Alberti, quien fuera pieza clave en la divulgación de Residencia en la Tierra en España, y de poetas acaecidos durante la Guerra Civil.

El Periquito, pionero de la prensa infantil en Cuba y México*

Noviembre 30, 2017 - 2:10pm

Por: Mireya Cabrera Galán

Entre julio y octubre de 1889 José Martí (1853-1895) publica en Nueva York los cuatro números de La Edad de Oro. Publicación Mensual de Recreo e Instrucción dedicada á los niños de América. Estimada en su conjunto una de las joyas de la literatura escrita para los infantes en este continente, con La Edad de Oro inaugura Martí una nueva manera de decir y dirigirse a ese público particular. Sin recurrir a frases sosas y manidas abordó los temas más diversos y complejos con palabras sencillas y sabias que invitan a continuar la lectura y a imitar el camino de la virtud. En el primer número correspondiente a  julio de 1889, el autor expresa a sus lectores:  

El Periquito, pionero de la prensa infantil en Cuba y México

Rostros sepia sobre fondo negro

Octubre 14, 2017 - 11:05am

Por: Zuleica Romay Guerra

Texto de presentación de la novela Lágrimas negras, de Eliseo Altunaga, en la 27ª Feria Internacional del Libro de La Habana, el 11 de febrero de 2017. Dicha novela, publicada por Ediciones Unión, acaba de obtener el Premio de la Crítica Literaria a los mejores libros publicados en Cuba.

Hace algunos años un amigo colombiano quiso saber cuán buena era la salud de la literatura afroamericana en Cuba, y su pregunta me dejó algo confundida. No me resultó claro si el término aludía a textos literarios escritos por personas de cutis oscuro o al corpus narrativo construido por autores cubanos de todos los colores acerca de la “negritud” o, como prefiere llamarle el dominicano Silvio Torres Saillant, la negrura.[1] En mi opinión, lo que se ha escrito en Cuba durante el último cuarto de siglo tiene mucho más de literatura afroamericana por lo segundo que por lo primero.

Texto de presentación de la novela Lágrimas negras, de Eliseo Altunaga

Para no esconderse o renegar. Para no avergonzarse de la herencia latina

Octubre 13, 2017 - 11:21am

Palabras de presentación del número 184 de la revista Conjunto en el Coloquio Internacional: Socialización de Latinos en Los Estados Unidos: Educación, religión y medios masivos de comunicación. Casa de las Américas. La Habana, octubre de 2017.

Comienzo a leer el número 184 de la revista Conjunto mientras espero que la puertorriqueña Marithelma Costa -quien visitara esta institución en el verano- me diga sidespués del huracán Maríaha tenido noticias de la también narradora boricua Yvonne Denis. Intento leer mientras a mi lado, en la pantalla de la computadora, se establece muy lentamente la conexión. Veo un post de Yolanda Arroyo, desde San Juan, que se titula: “La tarde que dejamos de ser gente”. Trato de compartir sus palabras para que las lean también los amigos demis amigos, o los no tan amigos, da igual. Lo que interesa es que toda esa gente dispersa que sí tienen que ver los unos con los otros-aunque a veces no alcancen a darse cuenta-  se sienta acompañada, estemos acompañados. Trato de abandonar la conexión para continuar la lectura de Conjunto. Como la conexión es lenta hay un espacio de tiempo entre hacer click sobre “Salir” y la efectividad de la acción.

Para no esconderse orenegar. Para no avergonzarse de la herencia latina. Portada de la Revista Conjunto

El arte de la poesía

Octubre 3, 2017 - 1:25pm

Por: Ezra Pound

Constantemente repito que se necesitaron dos siglos de Provenza y uno de Toscana para desarrollar los instrumentos que utilizó Dante en su obra maestra, y que fueron necesarios los latinistas del Renacimiento y la Plé­yade, además del lenguaje colorido de su propia época, para preparar los instrumentos de Shakespeare. Es de enorme importancia que se escriba gran poesía, pero no importa en absoluto quién la escriba.

Si algo se expresó de una manera definitiva en la Atlántida o en la Ar­cadia, en el año 450 a. c., o en el 1290 de nuestra era, no nos toca a los mo­dernos decirlo de nuevo ni empañar la memoria de los muertos diciendo lo mismo pero con menos habilidad y convicción.

El arte de la poesía. Ezra Pound

Jardín, una experiencia crítica

Agosto 7, 2017 - 9:32am

Por: Zaida Capote Cruz

¿Cómo enfrentar un texto como Jardín? ¿Quién necesita una edición crítica? ¿Qué clase de edición crítica? La verdad, aún no sabía cómo ni quién ni qué cuando decidí ocuparme de la novela. Todo lo que tenía entonces eran dudas. Hacía mucho soñaba con hacer una edición crítica o cuando menos anotada; pero los manuscritos de la novela habían sido donados por Dulce María Loynaz a Aldo Martínez Malo para el Centro Hermanos Loynaz de Pinar del Río. Y el mítico celo de Aldo con aquellos papeles, que gustaba de mostrar a la luz de una vela, misteriosamente, mientras leía algún fragmento ante los azorados ojos de sus invitados, parecía eternizar mi sueño.

Jardín. Novela lírica, edición crítica de Zaida Capote

Demarcaciones en las Máscaras de Leonardo Padura

Agosto 4, 2017 - 9:19am

Por: Lis García Arango

Máscaras (1997) es la tercera entrega de la tetralogía de Leonardo Padura Fuentes titulada “Las cuatro estaciones”, la cual se complementa con  Pasado Perfecto (1991), Vientos de Cuaresma (1994) y Paisaje de Otoño (1998). En estas obras el narrador antillano revoluciona la escritura del género policiaco en Cuba, al readaptar la variante neopolicial iberoamericana al contexto de la sociedad de la nación caribeña inmersa en el período especial (1) . Esta novela, escrita en los noventa del siglo XX, tras la caída del Muro de Berlín y la salida de Cuba de la órbita soviética, trae a relieve una realidad sucedida a partir de la entrada oficial de la Isla en el bloque Oriental y en el Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME) (2)  en los años setenta.

Demarcaciones en las Máscaras de Leonardo Padura


http://mardesnudo.atenas.cult.cu
http://www.atenas.cult.cu
http://www.facebook.com/mardesnudo

MAR DESNUDO (ISNN 2307-2415).Revista Cubana de Arte y Literatura auspiciada por el Centro Provincial del Libro  y la Dirección Provincial de Cultura. Matanzas.Cuba. Dirección y Edición: Laura Ruiz Montes. Diseño, Desarrollo and the Community Administrador: Abel G. Fagundo. Prensa Cultural: Norge Céspedes. Sitio hecho con Drupal. Se recomienda la navegación con Mozilla Firefox o Chome.

Este sitio se distribuye bajo licencia Atribución-No Comercial-Sin Derivadas 1) Se puede copiar, distribuir y comunicar públicamente la obra siempre que se de  crédito a la fuente y al autor. 2) No se permite la modificación, la alteración o la transformación del contenido original, aunque se pueden utilizar fragmentos del mismo bajo lo expuesto en el parámetro 1.

facebooktwitter.Google PlusrssEmail

 

 

Distribuir contenido