Centenario Revista MatanzasEl centenario de la revista Matanzas es celebrado por esta publicación durante su último número de este año, correspondiente a los meses septiembre-diciembre, presentado durante la jornada literaria Premio José Jacinto Milanés, que tuvo lugar entre el 12 y el 14 de noviembre en la ciudad de Matanzas.

El buen momento que vive esta publicación artístico-literaria, convertida en una de las más inquietantes de toda la Isla, fue reconocido durante un espacio denominado “Pasar revista”, en el que se dieron a conocer también las más recientes entregas de La gaceta de Cuba, Signos, Diéresis y Videncia.

En este último número, Matanzas asumió una propuesta visual que asumió elementos gráficos característicos propios de esa revista en sus años iniciales y en general de la prensa cultural en esa etapa, a inicios del siglo XX: cabezadas, titulares, breves textos, anuncios, caricaturas, ilustraciones, viñetas, arabescos...

Por otro lado, en la sección inicial, llamada Tesoros, se incorpora una fotografía de Fernando Lles, poeta, filósofo y maestro, quien fundó Matanzas en 1912. En La remocinación, otra de las secciones, se incorpora un curioso y jocoso anuncio comercial dado a conocer en las páginas de Matanzas, el mismo año de su creación.

Aparece en este número un artículo de la investigadora Caridad Contreras Llorca que recorre el amplio panorama de las publicaciones culturales de esta ciudad a inicios del siglo XX, contexto del surgimiento de Matanzas, entonces Revista Semanal Ilustrada.

Luego de su despegue inicial, la revista vivió diversas etapas. En los años treinta la retomó Américo Alvarado y en 1978 Arturo Arango y otros jóvenes artistas y escritores la asumieron. Otras épocas más vinieron hasta que en este siglo XXI, a mediados de su primera década, apareció Alfredo Zaldívar junto un grupo de intelectuales matanceros.

Este último número de Matanzas da a conocer además una entrevista casi desconocida que el escritor cubano Alejo Carpentier concediera a un periodista venezolano a mediados de 1948, después de un viaje a través del Orinoco.

Antón Arrufat propone un interesante artículo titulado “James Gatz versus Jay Gatsby”, en el que se acerca a la novela El gran Gatsby, de Scott Fitzgerald.

Aparecen también poemas del surafricano Keorapetse Kgositsile y de los cubanos José Manuel Espino, Edurman Mariño, Jamila Medina y Richard Valle Mendoza, así como cuentos de Arturo Arango, Francisco Garzón Céspedes y Sonia Sánchez García.

En la sección Derivas se hallan algunas páginas dedicadas a las Artes Escénicas. Se presentan un texto en el que la actriz Miriam Muñoz hace referencia a la manera en que ella ha trabajado con su cuerpo, para obtener los resultados más óptimos en la escena, y un artículo de Ulises Rodríguez Febles sobre el aniversario 25 del la compañía Danza Espiral, dirigida por Lilian Padrón.

Se deben mencionar asimismo las reseñas que aparecen en la sección Ecos. Yamila Gordillo se refiere a Mujer Azul (cuentos, Ediciones Vigía), de Laidi Fernández de Juan; Derbys Domínguez a Corriendo con Terry Fox (teatro, Ediciones Matanzas), de Ulises Rodríguez Febles; y José Manuel Espino a La princesa Doralina (novela infantil, Ediciones Matanzas), de Julio M. Llanes. Mientras, Beatriz Montaña Ruiz realiza un interesante análisis de la puesta en escena de Antígona, del prometedor colectivo teatral El Portazo, dirigido por Pedro Franco.


Por: Norge Céspedes