Casa de la Memoria EscenicaCasa de la Memoria Escénica. Miembro de la Red Iberoamericana de Archivos de la Escena.

A los que crearon este espacio, a los que algún día dejaron alguna  huella, a los  la han mantenido y siguen creyendo que todo es posible

Conservar la memoria escénica es una de las áreas especializadas de una institución que fue inaugurada un 29 de abril de 1994. Nada es como fue en la génesis; ni los espacios, ni la estructura teórica, ni la metodología y muchos menos la gente.

Sobre los paradigmas  construimos un sueño. Un archivo crece con el tiempo, afirmado en  el rigor y la seriedad por perpetuar la memoria de una nación. Se erige buscando el cielo, con el apoyo de seres que extienden sus manos para entregar la trayectoria de sus vidas, agrupaciones o  acontecimientos de Cuba y el extranjero que siempre nos llevan a espacios inéditos y recónditos de la Historia.

Exponer los Fondos que guardan los  archivos de la Casa de la Memoria Escénica es una manera de difundir un legado que hemos heredado, trabajando diariamente por el futuro.

Es una labor anónima, de monjes, de seres perseverantes que siguen adelante por su fe en lo que protegen.

En nuestros archivos no solo hay materiales de la escena, sino también de la cultura cubana.

Lo que verán en esta exposición es solo una muestra de lo que pueden encontrar en los diminutos laberintos de una casa que es salvaguarda de una zona de nuestra identidad; una muestra de lo que también se protege de manera digital.

Esta exposición es  un homenaje a la gente de la escena que en cada función  destruye los vestigios de su existencia.

A los que crearon – un día de 1994 -  un lugar así; a los que lo han apoyado siempre. 

Es un homenaje a la generosidad de los donantes.

Al camino que aun debemos andar, para seguir defendiendo la cultura cubana.

A la resistencia, el amor y la esperanza.

Es hermoso y hasta trágico reconocer algo,  que cada día descubrimos y es que solo estamos comenzando.


Por: Ulises Rodríguez Febles