Ulises Rodríguez FeblesAunque el título de la propuesta teatral del dramaturgo, actor y director de la Casa de la Memoria Escénica Ulises Rodríguez Febles, indica que se “verá” Corriendo a Terry Fox, no es el canadiense Terrence Stanley el protagónico de esta obra en las siete etapas de un corredor (de fondo).Transitaremos de nuevocon Rodríguez Febles en una saga dramática que nace ahora en el sello de Ediciones Matanzas, en su colección Puentes, bajo el cuidado de Néster Núñez y diseño de Johann E. Trujillo.

Luego de la representación de su multipremiada obra Béisbol, Ulises retoma el tema del deporte como eje central de la historia de El Liebre, personaje de ficción que nace y muere el mismo día, a la misma hora y por el mismo mal que aquejó a Terry Fox y le hizo emprender su inolvidable marcha para atravesar el Canadá de océano a océano.

En el prólogo a Corriendo con Terry Fox, el periodista y crítico José Antonio Michelena indica que “el lector -y el espectador- sentirá más el texto y el espectáculo en tanto pueda acceder a las diversas capas de significados con que el dramaturgo ha elaborado el drama y hacer una buena lectura de las metáforas deportivas, del universo del teatro y de las ideas filosóficas que lo han nutrido desde los orígenes“.

Más adelante Michelena también indica que “la diversidad de planos (espaciales, temporales; de luz, sonido, color…) en el texto de Ulises nos provoca –como lectores- para que vayamos haciendo nuestra propia representación de la obra. Y si, de acuerdo con los semiólogos, el texto en el teatro no es sino uno de los componentes de la representación, la puesta en escena de este drama debe sobrepasar, con mucho, nuestra imaginación porque tenemos aquí un texto seductor, abierto hacia las posibilidades que brinda la conjunción del arte dramático con las artes visuales, la cinematografía y el arte digital, por su performatividad y su personalidad abierta e inclusiva”.

Corriendo con Terry Fox se centra en siete etapas que parten desde el hospital hasta la misma pista donde se desarrollará la carrera de El Liebre. Junto a este, Elena, su mujer; El Médico, quien a veces funge como El Entrenador; el propio Terry y un actor que se transforma en muchos personajes.
 
Esta obra de supervivencia, de lucha por la vida y sus metas, ubica una vez más a Ulises Rodríguez como un creador de textos para el teatro que arrancan desde una perspectiva vivencial: emociones que han sido escritas porque ya han sido vividas.


Por: Maylan Álvarez