el atántico como frontera...El Atlántico como frontera. Mediaciones culturales entre Cuba y España (Editorial Verbum, Madrid, 2014), con selección y prólogo de Damaris Puñales Alpízar, ofrece acercamientos a las maneras en que ambos pueblos se han pensado, se han visto culturalmente uno al otro a lo largo de la historia.

Dado a conocer recientemente en la Casa de las Letras Digdora Alonso, en la ciudad de Matanzas, el libro está conformado por trece ensayos, en su mayoría de autores cubanos y españoles, quienes estudian los vínculos entre los dos países desde múltiples áreas: la historia, la sociología, la literatura, la crítica literaria, el arte, entre otras.

Alina López Hernández, escritora, editora y profesora, a cargo de las palabras de presentación, señaló la importancia de que el volumen hiciese referencia a varios de los momentos más significativos de este diálogo todavía inconcluso, de este “camino abierto más de cinco siglos atrás” y “aun ruta de encuentros y desencuentros culturales, trayecto de esperanzas y dudas, de intercambios recíprocos y de enriquecimiento mutuo para Cuba y España, esas antiguas conocidas”.

Por su parte, Damaris Puñales compartió detalles sobre el proceso de gestación de El Atlántico como frontera..., el cual “comenzó en 2010, en Cleveland, Ohio, al conocer al catedrático Antonio Candau, quien inquiría insistentemente por el destino del Romancero de Martí, del poeta catalán José María Fonollosa.

“Más adelante se produciría otro acontecimiento que acabaría de darle forma a este proyecto. Me refiero a un congreso del Instituto Internacional de Literatura Iberoamericana, que se hizo en Cádiz. Allí fui la encargada de organizar un panel que tenía más o menos el mismo nombre que este libro. Muchos de los participantes en aquel panel, y otros que se sumaron luego, acabamos poniéndonos de acuerdo para preparar este volumen.”

En los textos compilados en El Atlántico como frontera... se hace referencia a personalidades que proveen elementos para el entendimiento de algunos de estos vínculos durante la época colonial. Entre estas figuras se hallan Bartolomé de las Casas, Juan Francisco Manzano, Richard Madden o Gertrudis Gómez de Avellaneda, a quien, por cierto, desde estas páginas, se le rinde tributo por el bicentenario de su nacimiento el pasado año.

De la primera mitad del siglo XX son estudiados los lazos establecidos entre ambos países a partir de un suceso de amplias connotaciones como la Guerra Civil Española. Luego se examinan las relaciones entre intelectuales cubanos y españoles, sean a nivel individual o de grupos, sean las de María Zambrano con Lydia Cabrera o Virgilio Piñera, sean las de Juan Ramón Jiménez y los origenistas. Se analiza también a Nicolás Guillén y la capacidad de integración en su obra de una cultura que se sabe blanca y negra, africana y española.

Está también el rescate del Romancero de Martí, de Fonollosa, un texto que había alcanzado casi el carácter de un mito, pues ya no solo se creía perdido sino que se estimaba por algunos como inexistente o como superchería literaria. En este volumen es estudiado por Antonio Candau y además se reproduce íntegramente.

Por último, en El Atlántico como frontera “Mabel Cuesta y Cristián Gómez Olivares fijan sus estudios en torno a la construcción de subjetividades —afirma Damaris Puñales— tanto autorales como ficticias de escritores y personajes cuyo centro de gravitación escritural y vivencial es el espacio geográfico español, Cuesta analiza dos textos de Mylene Fernández Pintado en los que desestabilizan tópicos recurrentes de la literatura cubana posnoventa: el jineterismo y la emigración. Gómez Olivares analiza lo que él denomina la situación geopoética de Rogelio Saunders, uno de los poetas más importantes del grupo Diáspora.”

Los ensayistas con textos compilados en este libro son: Armando Chávez Rivera, Ana Serra, Amauri Gutiérrez Coto, María Hernández-Ojeda, Germán Santana Pérez, Brígida Pastor, Mirta Suquet Martínez, Madeline Cámara, Rita Martín, Walfrido Dorta, Mamadou Badiane, Mabel Cuesta, Cristián Gómez Olivares y Antonio Candau


Por: Norge Céspedes