Danza EspiralLa prestigiosa compañía matancera Danza Espiral regresó en julio de su segunda gira internacional a Francia. Invitados mediante el convenio del Ministerio de Cultura cubano con las CCAS gala y la empresa productora ARTISONS, los yumurinos viajaron esta vez con un nuevo montaje.  “Calor, dominio, humedades y suspiros”, un collage de piezas coreográficas creadas principalmente por Liliam Padrón, directora general de la agrupación y de otros jóvenes coreógrafos y bailarines pertenecientes a la compañía. Entre las obras se destacan “Otelo”, “La edad de la ciruela” y “Duendes en el aire”, todas realzan en los integrantes de Espiral, la fuerza lírica y técnica que caracteriza al conjunto, que ya acumula más de 20 años y ha sido aplaudido en España, Venezuela, Ecuador, México y varias islas del Caribe.

El espectáculo presentado en tierras francesas tuvo como denominador común los elementos naturales que conforman la vida del planeta: fuego, tierra, agua y aire.

Ciudades de la región de Alsacia como Guerardmer, Munster, Kayserberg o Saint Amant, entre otras de la zona de Colmar, fueron testigos de esta segunda vuelta de la compañía cubana. Unas diez representaciones confirmaron entre elogiosos comentarios y cálida recepción, la exquisita concepción artística de un colectivo que junto a su razón de ser: la danza, promueve eventos, talleres infantiles y juveniles, cursos de bailes populares tradicionales y otros incentivos necesarios para fortalecer la manifestación donde el cuerpo, la mente y el alma se vuelven una sola pieza. Ya preparan nuevas visitas al extranjero con otras coreografías y diferentes destinos. Entre sus acciones coreográficas del año, se destaca la invitación a la creadora norteamericana Suki Jhon, quien trabajó con ellos en meses pasados, enriqueciendo el variado repertorio de Danza Espiral.


Por: Rubén Darío Salazar