inspector MandraqueDiez trabajos para el inspector Mandraque, de Julio Blanco, reúne cuentos policiales para niños, escritos de un modo divertido, parodiando en cierto modo de los cánones de la llamada literatura negra.
 
“Es la historia de un gato, el inspector Mandraque, llevando a cabo investigaciones aparentemente truculentas y que en el fondo son solo naderías; pienso que el partir de una óptica burlesca hace que el lector, el niño, se sienta más próximo a estas páginas, pues la diversión es importante para él, lo que se la procure siempre llama la atención, y es por eso que soy partidario de que la frescura, el desencartonamiento, resultan básicos en este caso”, comenta el autor.
 
“Por otro lado, yo traté de lograr técnicamente que los cuentos fueran lo más atractivos y disímiles posibles, y pienso que en esto me ayudó el hecho de emplear diversos narradores (en primera, segunda y tercera persona) a la hora de contar los sucesos, aportando múltiples perspectivas.”Mención en el concurso La Edad de Oro 2005, Diez trabajos... contó con la edición de Dianelys Gómez Torres, el diseño de Johann E. Trujillo y las ilustraciones de Abdel de la Campa Escaig. 

 “Yo concebí este libro a partir de una especie de pie forzado que propuso el escritor José Manuel Espino a los integrantes de un taller de literatura infantil que él mantiene desde hace varios años y ha resultado una verdadera escuela para numerosos autores aquí en la provincia de Matanzas.

“Espino pidió que concibiéramos una narración policial, y yo lo hice, escribí el cuento “El robo de la plastilina”. Se lo mostré a él y le gustó, y al poco tiempo comenzaron a salirme las demás historias que una vez reunidas acabaron conformando este volumen.”
 
Julio A. Blanco Escandell (1962) ha publicado numerosos libros de literatura para niños, entre los que se encuentran Dafne alcanza un sueño (Gente Nueva, 1991), El libro de los canallas (Ediciones Matanzas, 2006), Soñar un safari (Premio La Edad de Oro 2006, Gente Nueva, 2007), Para que ría Daniela (Vigía, 2009) y Versillos del buen amor (Gente Nueva, 2011).
 

Por: Norge Céspedes