Circo AtenasEstrenan documental sobre el Circo Atenas. Homenaje a sus miembros, mientras se funden jóvenes y viejos artistas de Circo. Siempre es muy emotivo rendirle homenaje a  la gente del circo, a los cirqueros palabra que mencionan con orgullo, recordando el olor de la carpa y los tiempos en que el Atenas recorría Cuba. Foto: Archivo de la Casa de la Memoria Escénica.

El día 29 fue memorable en la Casa de la Memoria Escénica. En la Sala Estorino se reunieron los miembros del desaparecido Circo Atenas y los de la Compañía de Variedades Circenses Espectro que cumplió 10 años.  Siempre es muy emotivo rendirle homenaje a  la gente del circo, a los cirqueros palabra que mencionan con orgullo, recordando el olor de la carpa y los tiempos en que el Atenas recorría Cuba. La actividad sirvió para estrenar el documental de Marien Espinosa y Reinier Dávalos El Circo Atenas: la nostalgia, con entrevistas e imágenes de la agrupación que tenía su sede, donde se encuentra el Servi Oro Negro en Los Pinitos. Con las butacas llenas, los jóvenes asistieron a la actuación de los mayores: números de telepatía, de magia, declamación del maestro del látigo Demetrio. Dos generaciones, dos épocas, dos maneras de ver el circo y una sola de amarlo: con pasión. No es la primera vez que se reúnen los artistas del Atenas, auspiciado por la institución donde se conserva y difunde el patrimonio escénico.

En el 2005, el Espacio Memorias los unió para recordar al domador, fakir  Ramón Cruz. También fue memorable. Muchos de los que estuvieron en aquella ocasión murieron, como el animador Gerardo Izquierdo que dejó su voz grabada presentando la última función de su querido Circo. Abrazados, emocionados, con deseos de llorar por el reencuentro los artistas recordaron anécdotas de sus actuaciones, sus filosofías de trabajo. Los jóvenes los escucharon y aplaudieron.

Cerró la actividad el Charro Negro con una actuación látigo en mano en el patio Vagos Rumores.


María Isabel Tamayo