María del Carmen Barcia “Es imprescindible que toda sociedad conozca su historia de manera íntegra, con cada uno de sus detalles, sin velos que oculten nada, absolutamente nada”, afirmó la destacada investigadora cubana María del Carmen Barcia Zequeira, durante un homenaje recibido por parte de instituciones e intelectuales de la provincia de Matanzas. 

“La historia es un instrumento de conocimiento; da una experiencia de lo ocurrido, de cómo se manifestaron las identidades, los individuos, las estratificaciones de los estamentos dentro de la sociedad civil...; si se deja a un lado, si se oculta o no se le presta atención a cada elemento, a cada antecedente, entonces se produce una fragmentación y un empobrecimiento en el análisis, en la búsqueda de soluciones frente a circunstancias contemporáneas”, añadió.
 
“Quizás a juicio de una persona, de un grupo o de la sociedad en su conjunto, algo pudo o puede ser visto en momento específico como malo, como inapropiado, como incorrecto, pero ni aun así esto merece el olvido. Aunque sea valorado de manera negativa, ese suceso es una lección.
No puede olvidarse. En historia el olvido no se concibe. De hecho, en realidad el olvido como tal no se produce. Puede ser que algo no se contemple dentro de la historia oficial, pero aun así esto que ocurrió está la memoria personal de cada individuo, de la familia.”
 
En un encuentro que tuvo lugar en la Biblioteca Provincial Gener y Del Monte, en la ciudad de Matanzas, fue reconocida la importante trayectoria de la historiadora y profesora María del Carmen Barcia, que cuenta con importantes premios como el Nacional de Ciencias Sociales y el Casa de las Américas. Ha publicado numerosos libros a la largo de su carrera.
 
El homenaje se produjo después que María del Carmen Barcia presentara el libro de ensayos Segundas lecturas. Intelectualidad, política y cultura en la república burguesa(Ediciones Matanzas, 2013), de la ensayista y editora matancera Alina López Hernández, en el que se reúnen minuciosas investigaciones y estudios del pensamiento político y cultural de la intelectualidad republicana en Cuba.
 
Sobre este volumen, Barcia Zequeira afirmó que “es muy importante por la época que trabaja, y por cómo desmonta, deconstruye una etapa de la historia cubana que hasta ahora ha sido vista desde ópticas superficiales; sus análisis además tienen la virtud de detenerse en aspectos que tienen continuidad en el presente, están muy vigentes”.
 
Este volumen contiene cuatro ensayos que ofrecen polémicas interpretaciones respecto al pensamiento político y cultural de intelectuales que desarrollaron su obra y accionar en la república burguesa.
 
“Las coordenadas que sirvieron de horizonte investigativo a este libro —afirma Alina— se pueden resumir en las siguientes interrogantes: ¿es cierto que la intelectualidad del veinte ignoró la experiencia soviética o la rechazó a priori ante la desinformación de los medios burgueses?, ¿un pensador reaccionario como Alberto Lamar Schweyer no le aportó nada útil a su época?, ¿el pensamiento político de Juan Marinello fue tan monolítico en su recepción del marxismo como se afirma?, ¿los comunistas cubanos pudieron diseñar desde antes del triunfo de la Revolución una política cultural a partir de la plataforma mediática que les permitió su participación en el sistema parlamentario burgués?”
 
Doctora en Ciencias Filosóficas, profesora, ensayista y editora, Alina ha publicado textos en  revistas como Temas, Islas, Calibán, Perfiles de la Nación y Matanzas, entre otras. Ha recibido mención y premio en el importante concurso de ensayos de la revista Temas. También fue merecedora del premio del concurso nacional Juan Marinello in memorian y recientemente del Premio Fundación de la Ciudad 2013 por un libro de ensayos sobre Juan Marinello.

 Por: Norge Céspedes