Por: Norge Céspedes

La Gaceta de Cuba daba a conocer en la cubierta de su número 100, en febrero de 1972, que en esa ocasión estaría dedicada a “Problemas de la crítica y de la ciencia literarias”. Se trataba de una selección preparada por el joven intelectual camagüeyano Desiderio Navarro. Era el primer brote de un proyecto asombroso y trascendente: la revista de pensamiento teórico Criterios junto a todo lo demás que vendría de la mano de la misma: el Centro Téorico-Cultural homónimo, “Los mil textos en una noche” y otras iniciativas por la vía del correo electrónico.

Un homenaje para Desiderio Navarro en La Gaceta de Cuba

Hoy, 45 años después, en el número 5, correspondiente a septiembre-octubre de este año, La Gaceta de Cuba rinde homenaje a Desiderio Navarro y a sus quijotescos empeños. Lo hace a través de un dossier donde se incluye una entrevista que concediera a la periodista y escritora camagüeyana Yanetsy León. También se reúnen “criterios” de Roberto Fernández Retamar, Luisa Campuzano, Basilia Papastamatíu, Jorge Fornet, Teresa Delgado, Astrid Santana Fernández de Castro y Hamlet Fernández, así como una chispeante carta que le dirigiera el inolvidable Luis Rogelio Nogueras.

Como dan fe estos textos, es grande el impacto de su quehacer en diversas generaciones de escritores, artistas, profesores, estudiantes, críticos y teóricos de la Isla y fuera de ella. Y no cesa el deslumbramiento ante este increíble hombre que a lo largo de estas décadas, ha empeñado sus dotes de políglota con dominio de veintena de lenguas en la traducción a nuestro idioma de unos 500 textos, de autores de 38 países, para así permitirnos acceder a zonas valiosas del pensamiento teórico cultural contemporáneo.

Este número de La Gaceta de Cuba contiene otro dossier homenaje, dedicado en este caso al sabio alemán Alexander von Humboldt, de quien se celebrará en 2019 el aniversario 250 de su nacimiento. Por este motivo se organizan  numerosas actividades en Europa, entre ellas la publicación por primera vez de toda su obra periodística y ensayística en una sola edición, que debe abarcar unos diez tomos, de un enorme valor científico, literario e histórico cultural, y que será traducida al español, gracias a la labor de un equipo multidisciplinario de traductores. Uno de los integrantes de este colectivo es el cubano Orestes Sandoval Cruz, de cuya mano llegan a este número de La Gaceta dos textos de Humbolt: “Isla de Cuba” y “Sobre las futuras relaciones entre Europa y América”.

De mucho interés resulta además otro texto de esta revista: el diálogo con uno de los más prominentes estudiosos de las ciencias sociales cubanas contemporáneas, Esteban Morales, en una entrevista titulada “Siempre he estado y estaré junto a la verdad”, realizada por Astrid Barnet. También relacionado con las Ciencias Sociales se da a conocer en este número el detallado e inteligente texto ensayístico “José Antonio Aponte: Memoria y legado”, en el cual, desde esa importante figura histórica, la investigadora Zuleica Romay continúa sus estudios acerca de la racialidad y la esclavitud.

En estas páginas se incluye asimismo un artículo sobre la formación de públicos, de la autoría del destacado narrador avileño Félix Sánchez; un acercamiento a la “Bibliofilia juvenil de Alejo Carpentier”, en el que la investigadora Cira Romero sigue los gustos literarios de este autor en esa época de su vida a partir de los textos sobre esos temas publicados en varios medios de prensa; una aproximación a la obra de Jorge Weslley, artista de la plástica cubano, residente en los Estados Unidos,  y una entrevista al destacado saxofonista cubano Germán Velazco.

Por otra parte, se incluyen en esta revista poemas y dibujos del recientemente fallecido Pedro López Cerviño; versos de Laura Domingo Agüero y Raidel Araoz, que alcanzaron mención en la más reciente edición del Premio de Poesía La Gaceta de Cuba; un cuento de Ena Lucía Portela; y un emotivo testimonio en el que la narradora Mylene Fernández Pintado evoca su relación con La gaceta de Cuba, al celebrar este año la publicación su 55 aniversario. A todo esto se añade la acostumbrada sección de reseñas críticas.

En esta nueva entrega, esta revista, ya con más de medio siglo, sigue siendo pulso vital, sigue siendo puntal, y puntual, en el panorama cultural cubano.