todo texto es siempre otro(s) textos(s) que él rehace, comenta, desplaza, prolonga, reasume.
Stephen Heath

I
La teoría de la intertextualidad cada día amplia sus fronteras y los enfoques a la hora de abordarla se hacen más inmensos y subjetivos. Hemos seleccionado para este acercamiento teórico a la poeta Laura Ruiz, ya que posee un discurso muy personal y reconocible dentro de la comunidad de autores matanceros actuales. Entre los rasgos que conforman la generación a la cual ella pertenece, se encuentran: difuminación del yo (enunciador), el discurso del desequilibrio, de la duda, del desconcierto, de la búsqueda de una afirmación individual; además se han enunciado dos motivos de la poesía de los 80: el motivo del viaje y el problema de la representación por medio de la palabra(1).

Si para Roland Barthes, “el texto es, un tejido de citas extraídas de los innumerables centros de cultura”, para Laura Ruiz, el texto es también un lienzo con líneas verticales de solidez, desenterradas de una profunda relectura de la realidad y de una alta sensibilidad poética, capaz de mostrarla mediante el ejercicio verbal.

El intertexto hace del texto un núcleo unificado con planos cada vez más infinitos que regresan al origen (al yo como modelo) y se expanden como el universo. Por lo tanto el texto existe en la medida que el intertexto es capaz de sostener las representaciones procedentes de la tradición que asume el autor de forma conciente o inconsciente.En los poemas que ha continuación haré referencia, existe una clara evocación de otras escrituras muy bien sedimentadas y asimiladas por lo nuevos discursos. Veamos este fragmento del texto titulado “Y”(2) de Damaris Calderón, que establece un dialogo con el poeta José Kozer, fundando una textura interior de gran fuerza expresiva.

(…)
Quemo
todo lo que no tengo
(guásima, palma,
pabellón
de oro.)
Hay que coser (Kozer)
el paño del país,
(lienzo de la Verónica),
remiendo.

Ahora bien, en el poema “Ilustración”(3), de Laura Ruiz, la paratextualidad aparece desde el exergo(4) escogido, perteneciente también a Kozer.

(…)
Abusé, dijo quien cose delicadamente las costuras del país.
(…)
Soy mártir cuando el sastre cose,
sacrificada, como él, soy,
por el deseo de zurcir la ropa-Isla…

Consideramos que en “Ilustración”, existe una doble intertextualidad: de Kozer a Damaris Calderón, que une lo que está fuera con lo que está dentro, en una sola pieza y después remienda lo roto que haya quedado en la memoria y en el país. Por otra parte Laura con puntadas cuidadosas y fuertes, une del mismo modo --a través de la voz de otro(s)(5)-- las piezas ya cosidas del país, mártir y sacrificada como el sastre, padece las amarguras deseando componer la Isla que también es. La poeta asume un carácter exergético y desarrolla un discurso conmovedor donde demuestra una gran economía verbal y una definida madurez, creando un distanciamiento con relación a sus precursores. Laura Ruiz, parece estar consciente que la intertextualidad no tiene nada que ver con la originalidad, sin embargo, sabe apropiarse de este procedimiento, y su apelación intencional y descontextualizadora, se fija en un nuevo poema, sin que pierda del todo el testimonio de su procedencia. La sentencia de Charles Grivel, “No hay texto que no sea intertexto”, parece lapidaria cuando sostiene que ningún texto existe aislado, sino que siempre está conectado a un “universo de textos”, a una posible contracción que de producirse terminaría con el desplazamiento, prolongación y reescritura. De hecho este ensayo se fija a la base de la serialización intertextual que admite una serie de intertextos provenientes de un texto o de una sala con acústica probada. En la medida en que la intertextualidad se libere de los mismos signos, agotamientos y estructuras utilizadas por el autor, su comunicación con la realidad será más profunda.

II
Los diferentes matices del complejo fenómeno del contacto texto-texto, ahora alcanza otro horizonte semántico, ya que los autores modelan para sí mismos en un nivel, en el que va transformándose cada discurso poético, cada pieza que transita desde la intertextualidad hacia la autotextualidad(6), producto de la auto-resistencia y auto-revisitación que hacen muchos escritores en el plano léxico-semántico. Creemos que la autotextualidad se manifiesta generalmente cuando el autor(a) ha convivido cierto tiempo con la naturaleza del lenguaje y “tiene” controlado ciertos mecanismos personales, que van transformándose y hundiéndose en la mitología secreta que posee cada uno. En la poesía de Laura Ruiz, la autocita aparece desde su primer libro La sombra de los otros.

(…) yo debería
llorar por su angustia y mi frío y su miedo pero ya están al llegar los comensales, sólo puedo entornar los ojos, oler los jazmines…
“La noche de la higuera” (P.9)

Y en otro poema del mismo libro:

(…)
Yo he crecido y he mentido.
Ahora mismo puedo entornar los ojos
Y seguir mintiendo…
“Como una larga dolencia” (P.13)

Aquí es evidente la repetición de signos, es decir, la autotextualidad, se manifiesta como un camino pluridireccional que nos conduce hasta un discurso existencialista, donde la poeta cava profundamente en sí misma proyectando/se en imágenes depuradas y con una gran carga filosófica.

III
Cuando leemos La sombra de los otros, El camino sobre las aguas y A qué país volver, apreciamos a una poeta restituyendo en cada trazo una de las categorías recurrentes que conforman su corpus (7)poético, como por ejemplo: tela o hilo de araña, que siempre aparece asociada al dolor a racimos exteriores e interiores de luces y sombras.

Un hilo sutil estrecha los cuellos.
Una hebra se extiende sobre las bocas fuera de sí.
Una tela de araña cubre las heridas.
Por un instante el dolor desaparece.

(…)
Una tela de araña estrecha los cuellos.
Hablan las bocas, las manos, los vientres.
“Los cuerpos tristes” (p.11)
El camino sobre las aguas

(…)

...con hilos de arañas
haríamos la costura de sanar mi estómago.
“Costuras” (inédito)
A qué país volver

(…)

Íbamos apartando telas de araña, espantando mosquitos.
Como todos los días íbamos:
apartando telas de araña...
“Sagrada”

(…)

…Tela de araña en los ojos de la bestia.
Tela de araña,
tejido de atrapar y cazar.
“Ilustración”

A través de estas imágenes de opresión o liberación, la poeta es capaz de crear transmutaciones a nivel sintáctico, erosionar los límites de la intertextualidad y ser parte de ella, si creemos que todo poeta es un ser atrapado en una relación dialéctica (transferencia, repetición, error, comunicación) con otro u otros poetas (8).

NOTAS
(1) En: La Gaceta de Cuba, La Habana, nov.-dic., p.38-41.
(2) En: Revista Matanzas. Año 4. No. 2. Mayo-Agosto 2003.
(3) En: Revista Matanzas. Año 8. no.1 enero-abril 2007.
(4) Abusé. Fui abusado.
Stefan Morawski, distingue tres funciones de la cita: de autoridad, erudita y ornamental. Al exergo seleccionado se le pudiera aplicar la función de autoridad, ya que se trata de un autor de renombre y en el texto que nos ocupa hay una clara construcción semántica, que como punto de partida llega a hacer un fenómeno secundario.
(5) La repetición de varios términos (en negritas) es un caso de mediana heterofonía. Crece y decrece según el contexto cultural donde se manifiesten los autores.
(6) Erin Moure, en “The Acts”, Furious, hablando del inter-texto dijo: usando y repitiendo mis propios textos anteriores y los de otros. Haciendo pasar los viejos poemas a través de los nuevos, haciendo de las viejas líneas un hilo que hago pasar a través del ojo de las palabras que estoy cosiendo. También, Gérard Genette en su erudita obra Palimpsestos, al referirse a las relaciones que se presentan entre textos, afirma que una de las formas de la intertextualidad, es decir, la apelación a obras propias, por ejemplo, en la forma de autocita.
(7) Otras categorías son: el agua, la Isla, el viaje.
(8) Harold Bloom: La angustia de las influencias, Monte Ávila Editores, C. A., p.106.

REFERENCIAS:
Arango, Arturo. (1993):”En otro lugar la poesía”, en La Gaceta de Cuba, La Habana, nov.-dic., pp.38-41.
____________(2003):”Existir por más que no te lo permitan. Lectura de una poesía dispersa”, en La Gaceta de Cuba, La Habana, nov-dic., pp. 22-25.
Bloom, Harold. (1977): La angustia de las influencias, Monte Ávila Editores, Caracas.
Calderón, Damaris. (2001): Sílabas Ecce Homo, La Habana, Editorial Letras Cubanas.
_____________(2005):Duro de roer, La Habana, Ediciones Unión.
Dorta, Walfrido. (2003): “Algunos estados, estaciones, documentos. Poesía Cubana de los 80 y los 90”, en La Gaceta de Cuba, La Habana, nov-dic., pp.8-14.
Montes Ruiz, Laura. (1994): La sombra de los otros, La Habana, Editorial Letras Cubanas.
_____________(2004): El camino sobre las aguas, La Habana, Ediciones Unión.
_____________(En proceso): A qué país volver.
Navarro, Desiderio (Selección y traducción) :(2004).Intertextualitat1. La Teoría de la Interxtextualidad en Alemania, Casa de las Américas / UNEAC.

Por: Leymen Pérez