Juan Luís Hernández Milián“La poesía es memoria, recordación de lo que somos, de lo que hemos sido”, dijo Juan Luis Hernández Milián durante la presentación de Escrito a lápiz (Ediciones Matanzas, 2013), su más reciente cuaderno de versos, dado a conocer en la filial de la Uneac en la provincia de Matanzas.

El poeta realizó esta afirmación mientras comentaba que en las páginas de este libro había recogido remembranzas de toda índole que marcaban su existencia en múltiples sentidos, recorriendo asuntos como el amor, la amistad, el mar, la ciudad, la literatura, la música, la cultura.
 
Se refirió asimismo a ciertas peculiaridades que son propias de su escritura y en general de la poesía toda, “ciertos misterios que la acompañan”, como “el poder de sugerencia y esa música que le es imprescindible”.Alfredo Zaldívar, poeta y editor, quien tuvo a su cargo las palabras de presentación de Escrito a lápiz, aseguró que este es un texto lleno de humanidad, de esencias, “de sustancias, de fuerzas primitivas, primarias, telúricas”.
Destacó además “su sabiduría poética”, la capacidad de moverse “con ese desenfado que le es característico” entre diversas formas métricas, ya sea el verso libre o la prosa poética, la décima, el soneto, los aforismos…
 
De igual forma se refirió al empleo de recursos intertextuales no de una manera forzada “sino como necesidad orgánica de comunicarse con otras poéticas, sin prejuicios generacionales o genéricos”, en un diálogo amplio en el que pueden aparecer Rimbaud,
 
Esenin, Cavafis o el joven poeta cubano Luis Yuseft, entre otros. 
Al referirse a las peculiaridades de la poesía, Juan Luis añadió también que a su juicio “debe  buscar un lenguaje que esté sobre un término medio, que no sea ni el lenguaje cotidiano ni el erudito”.
 
Un total de 57 poemas de este autor fueron reunidos en Escrito a lápiz, que contó con la edición de Alfredo Zadívar y diseño de Johann Enrique Trujillo.
 
Nacido en la ciudad de Matanzas hace 75 años, Hernández Milián tiene una amplia obra como poeta y traductor literario. Ha publicado, entre otros, los libros de versos Más de la memoria que del tiempo, Perfección del imposible, Entre página y marea, y Morir de muchedumbre. Ha traducido al español numerosos autores rusos como Puskin, Esenin, Pasternak, Ajmátova, Visotsky y Evtushenko, labor por la cual ha recibido numerosos reconocimientos, entre los que se hallan el Premio Nacional de Traducción José Rodríguez Feo, de la Uneac, en 1996 y 2006.

 
Por: Norge Céspedes