Logia Verdad, MatanzasLa Masonería es considerada una institución iniciática, filosófica y filantrópica que tiene como base la fraternidad y aspira a la perfección social y moral del ser humano. Posee un fuerte simbolismo tanto en su contenido y formas, como en su funcionamiento. Su estructura es piramidal y su soporte fundamental lo constituyen las logias, que actúan como organizaciones de base y suelen estar agrupadas bajo una estructura superior, conocida como Gran Logia. Además de los símbolos comunes, cada logia dispone de signos y emblemas que la identifican.
 
Se presume que la masonería surgió en el continente europeo a finales del siglo XVII. La primera referencia en Cuba data del periodo que media entre 1751 y 1754. Esta información fue hallada por el Dr. Eduardo Torres-Cuevas en el libro Historia de la Francmasonería, del historiador alemán Joseph Gabriel Findel. Según dicho autor “entre estas fechas, la Gran Logia de Inglaterra designó ocho grandes maestros provinciales, entre quienes se encontraba uno para Cuba. […] no puede desconocerse que ello iba paralelo al proceso de preparación inglés para la toma de La Habana.” (1)
 

Ricardo Byrne estima que “La primera Logia de la cual se tiene noticias que se fundara en la Provincia de Matanzas fue en esta ciudad y se llamó Divina Pastora, celebrándose su inauguración en el año de 1818; su Carta Patente fue otorgada por la Gran Logia de Louisiana, que se había organizado en 11 de julio de 1812” (2). En 1879 ya se contaban en la capital yumurina quince logias aproximadamente, cifra que aumentará con los años. La masonería desempeñó un lugar significativo durante las guerras de independencia en la Isla. Algunos patriotas e intelectuales acogieron la filosofía masónica, entre otros Carlos Manuel de Céspedes, Padre de la Patria e iniciador de la gesta, el Generalísimo Máximo Gómez y el Apóstol José Martí.

En Matanzas, estas instituciones jugaron un rol fundamental en la organización de la guerra. En 1892 se fundan las logias Caballeros de La Luz y Caballeros de la Noche, que funcionaban en el inmueble de Manzano No. 42 (denominado la “casa del Cura”). “Caballeros de la Noche”, también conocida como “logia del silencio”, tenía carácter clandestino y en ella se reunían a conspirar el Reverendo Pedro Duarte, Mateo Fiol, Emilio Domínguez, José Dolores Amieva, Pastor Moinelo y Pedro Betancourt, la mayoría de los cuales constituirán el primer ComitéRevolucionario de Matanzas. La posición independentista de estas sociedades condujo al Capitán General Callejas a suspender las actividades de todas las existentes, en 1895 (3). Entre las personalidades de esta región que adoptaron la masonería se incluyen además, el tribuno Eliseo Giberga, el poeta José Villa, el médico Alfredo Carnot, el abogado e historiador Francisco José Ponte Domínguez y el líder obrero Julián Alemán Alpízar, hasta sumar una lista interminable que llega hasta la actualidad.
 
En el periodo republicano las logias fueron perdiendo el papel relevante que alcanzaron durante el siglo XIX. Sin embargo, incrementaron sus recursos económicos, fomentando el surgimiento de publicaciones y la construcción de nuevos locales. De las existentes en Matanzas, surgirán otras que llegaron a desarrollar una significativa labor intelectual y social.

El 15 de mayo de 1912 un grupo de masones yumurinos procedentes de Yucayo, Libertad y otras logiasse reúnen en la calle Maceo (Manzano) No. 88. El propósito de este conclave fue iniciar los trámites legales para solicitar al supremo organismo masónico la autorización para el funcionamiento de un nuevo taller (4), que con posterioridad adoptaría el nombre de Verdad. Asimismo fueron aprobadas las primeras seis solicitudes de afiliación y se designó una comisión que debía encargarse de redactar el proyecto de reglamento. El sello que les representó se asentaba, a semejanza de todos los distintivos masónicos, en una circunferencia. En el centro de la misma, estaban ubicados el triángulo con los tradicionales símbolos del compás y la escuadra y entre estos una letra “G”. Alrededor del sello podía leerse el texto Logia “Verdad” Gran Log Ysla de CubaMatanzas 1912. El primer Venerable Maestro (V.M) de esta logia fue el citado prócer independentista Mateo I. Fiol.

 
Debido al incremento de hermanos al cuadro masónico fue necesario trasladar el local a la vivienda de la calle Tello Lamar (Río) No.13 y posteriormente al domicilio No.40 de la misma vía,reubicándose poco después, para la calle Maceo No. 63, donde sesionaron durante varios meses, en el antiguo templo de la logia Puritanos (5). Aquí es consagrada la Logia el 9 de febrero de 1913con la asistencia de todos los grandes funcionarios de la Gran Logia de la Isla de Cuba, presididos por su Gran Maestro, Antonio de la Piedra (6).
 
Como parte de las acciones masónicas sociales realizadas por Verdad, pueden citarse el auspicio de una colonia de vacaciones para niños desvalidos y la administración de la primera colonia escolar que funcionó en Matanzas, en 1913 y 1914, respectivamente.
 
El 1 de diciembre de 1913 tienen lugar las primeras elecciones de la logia, que se traslada, casi un año más tarde, a los altos del teatro Sauto, donde permanece durante algún tiempo. La primera sesión que se celebra en esta “sede” transitoria tiene lugar el 7 de septiembre de 1914.

El primero de enero de 1921 bajo la veneratura o dirección del Arquitecto Ricardo A. Byrne(7) –a quien se debió el diseño del inmueble– es inaugurado y consagrado el nuevo templo, situado en la calzada General Betancourt, donde mismo se ubica hoy. La ceremonia estuvo presidida por el Respetable Gran Maestro Antonio de la Piedra. Por esta fecha, la logia Verdad poseía cerca de 200 miembros activos.

 
En la sesión celebrada el 7 de diciembre de ese mismo año, bajo la dirección y como gestión del Hno. Miguel A. Beatoy Forn(8)se acuerda asumir la dirección de la Casa de Beneficencia, creada en 1847 para niñas pobres, con el objetivo de evitar su clausura por el deplorable estado en que se encontraban el inmueble y sus moradoras. En esta etapa, tienen lugar otros acontecimientos. En diciembre de 1924, por ejemplo son recibidos en una “tenida blanca” (9) en acto fraternal varios comisionados de Massachusetts, que en su mayoría eran masones. En mayo del año siguiente Beato recibe una medalla por cumplir veinticinco años de actividad masónica. También en este período son celebradas conferencias sobre temas de interés y cultura masónica.
 
 El inmueble es reconstruido en este período. Según el arquitecto Ramón Recondo “La Logia Masónica Verdad, ubicada en la calzada General Betancourt, Playa, Matanzas, construida en la segunda década del siglo XX [1921], con clara referencia al templo griego, es un edificio neoclásico [transformado en la década de 1940] por el arquitecto Enrique M. Marcet Beato” (10).

Antes de finalizar la década, en 1927, es designado al frente de la logia Diego Vicente Tejera García,hijo. El país y sus instituciones atravesaban uno de los períodos más difíciles de su historia, estando gobernado, a la sazón, por el General Gerardo Machado, de penosa recordación. En defensa de las clases menos favorecidas, económica ay socialmente, los miembros de la logia desarrollaron distintas iniciativas, como el establecimiento, en la orilla del río San Juan de una cocina económica (1931), según propuesta de Tejera. A la logia se debe también la inauguración del Asilo para niños varones José María Casal, situado en la carretera de Monserrate, y que solía albergar entre treinta y setenta infantes desamparados.

 
A partir de 1935 transitan por la veneratura de Verdad, Fernando Estildo, Manuel de J, Ponte y Pedro Urquiza. Para 1941 se posesiona el Dr. Manuel de J. Ponte. En junio de 1945 la masonería matancera rinde homenaje al hermano Miguel A. Beato por haberle concedido el Gobierno de la República la condecoración de oficial de la Orden Carlos J. Finlay,en atención a sus servicios como médico e higienista al frente de la Casa de Beneficencia y del Asilo José María Casal. También en este ciclo le es otorgado a Diego Vicente Tejera, diploma y medalla por parte de la Gran Logia de la Isla de Cuba,en conmemoración a sus veinticinco años de actividad masónica.
 
Caracterizados por su acendrada cubanía y su respeto por los grandes próceres de la independencia, Verdad, conjuntamente con las logias Libertad y Regeneración conmemoran el primer centenario del natalicio de Antonio Maceo y Grajales, como lo hacen en su oportunidad con el Héroe Nacional José Martí, en honor al cual es decretado el 28 de enero Día del Masón. En consonancia con lo anterior se estimuló, entre las nuevas generaciones de cubanos, el estudio de la vida y obra de estas personalidades. En el caso de Maceo fue convocado en julio de 1945 un concurso en torno a su vida y dirigido a las escuelas del distrito escolar de Matanzas.

Temas como estos fueron reflejados en la revista Verdad (1945-1962), cuyos intereses sobrepasaron los límites de la institución fraternal de igual nombre. En ella publicaron artículos de opinión Ángel Gómez Freyre, Saúl VentoAlmohalla, loshistoriadores Francisco J. Ponte Domínguez y otros. A través de este vocero puede apreciarse cómo los masones matanceros y, en general, los cubanos se mantuvieron a la altura de las circunstancias y de los sucesos de su tiempo, desde una posición abiertamente progresista que se patentiza en su apoyo a los republicanos españoles o en la lucha contra flagelos sociales, como la droga.
 
 Los días 26 y 27 de octubre de 1946 se realiza la primera concentración masónica en la ciudad yumurina que culmina con un desfile hasta la estatua del Apóstol en el parque de La Libertad como apoyo a la firma de la unificación de la masonería cubana que había tenido efecto en Ciego de Ávila.
 
 En este tiempo, continúa la labor fraternal de Verdad y, después de cinco años en la veneratura (1941-1946) hace entrega de la misma por propia determinación el Dr. Manuel de J. Ponte, luego de una admirable ejecutoria de administración. El Venerable Maestro Oscar Quintana y Fernández Arcila (11), lo sustituye en el cargo. En 1946, Quintana será uno de los fundadores de la revista Verdad, órgano oficial de la logia y, en general, de la masonería matancera.
 
Para julio de 1947 se celebra en la logia Regeneración, por iniciativa de Verdad una sesión conjunta con asistencia de más de trescientos masones. En la misma, los congregados se comprometen a realizar una cuenta de donación en el Banco Provincial de Sangre. En esta etapa la logia rinde homenaje al Hno. Dr. César Silvestre de la Torre, Presidente del Patronato Municipal Pro-Calles (12) por su labor realizada a favor del mejoramiento urbano de la ciudad. En la víspera de Noche Buena del propio año es celebrado en el campo deportivo de Matanzas, un juego de pelota, auspiciado por la logia, donde participan los teams del Instituto de Matanzas y los Veteranos del Diamante, con el dinero recaudado se ofrecerían golosinas para los niños del asilo José María Casal
 
Por la dedicación y labor del Venerable Hermano Manuel de J. Ponte en el taller, en el año 1948 es develada una tarja en el parvis del templo. En este período, en reconocimiento a la labor patriótica de la masonería tiene lugar un acto, en el que es colocada una tarja en el Ayuntamiento e interviene Ángel Gómez Freyre.
 
 Con la finalidad de conmemorar el 129 Aniversario del natalicio del Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, en 1948 y de rendirle tributo a los veteranos de la independencia es realizada en Verdad y con la cooperación de los restantes talleres de la ciudad una velada en la que el teniente Alberto Bernal, Presidente de la Delegación de Veteranos hace entrega a Oscar Quintana y Fernández Arcila de una bandera cubana, obsequio de los veteranos yumurinos. Dentro del marco institucional, este es propuesto en el mes de diciembre candidato a Gran Primer Vigilante de la Gran Logia de Cuba y nominado Caballero de la Orden de Constructores Masones.
 
Durante la celebración de la Segunda Sesión Anual del Supremo Consejo en la Catedral Escocesa de La Habana, el 17 de enero de 1949, son electos como miembros activos del Alto Cuerpo de Grandes Inspectores de la orden, los doctores Francisco José Ponte Domínguez(13) y Ricardo Mestres LLanes de este taller. Además de celebrarse en el mes de octubre, en la congregación de Verdad una ceremonia de exaltación por los miembros de la logia Island 56 de la Habana, con el fin de otorgar el sublime grado de Maestro Masón a Alexander Klinghern(14). En dicha sesión, Rafael Morales, Cónsul de Costa Rica hace entrega a Danna J. Condom, Ex Gran Maestro de la Gran Logia de Costa Rica de un diploma y un mallete o mazo hecho con maderas de la hermana República.
 
Uno de los hermanos de la asamblea fue el destacado líder sindical Julián Alemán Alpízar, miembro del MR-26-7. Alemán Alpízar llegó a ser Secretario General del Sindicato de Obreros de la Fábrica de Jarcia, siendo reelegido sucesivamente hasta su asesinato, en abril de 1958, como consecuencia de su ejecutoria revolucionaria contra la dictadura batistiana.
 
Con el triunfo revolucionario, “Año de la Libertad”, la revista Verdad saluda el nuevo momento histórico y expreso su apoyo a Fidel en el advenimiento de lo que reconoce como una nueva era de libertad, paz y confraternidad entre todos los cubanos. Durante las décadas siguientes, la logia se ha mantenido, consolidando esos valores universales que son razón esencial de su existencia.
 
Citas y notas
 
1.     1) La Masonería en Cuba. En: www.ecured.cu Matanzas, 18 de abril del 2012.

2.     2) Ricardo Byrne. “Masonería”. En: Magazine de la Lucha. Matanzas. La Habana s.p.i. 1923. P.163
3.    
3) Colectivo de autores.
Cronología Histórica del Municipio de Matanzas (Desde comunidades aborígenes hasta 1980). Matanzas. Versión digital. 2011. p. 75
4.    
4) Se denomina taller a las reuniones organizadas por los masones, para tratar sus asuntos e intereses.
5.    
5) Hoy logia Regeneración
6.    
6) Antonio de la Piedra (La Habana, 17.1.1885-?, 10.2.1921), fue doctor en Farmacia e ingresó a la vida masónica en 1906, en la logia Hijos de América. En 1907 alcanza los grados de Compañero y posteriormente el de Maestro. En
1913 se afilia a la Respetable Logia Minerva, que lo asumió como Venerable Maestro durante seis años hasta 1920, en que fue electo Gran Maestro de la Gran Logia de Cubade A.L. y A.M.  La consagración de la logia Verdad fue uno de los últimos actos masónicos al que asistiera de la Piedra.
7.    
7) En 1945, se fundó en Los Arabos, la logia Ricardo Byrne, en memoria de este importante masón.
8.    
8) Presidente de la Junta de Patronos, médico y filántropo.
9.     
9) Ceremonia en la que se permite la presencia de personas que no están afiliadas directamente a la masonería.
10. 
10) Ramón Recondo.
Logia Masónica Verdad. Caracterización arquitectónica. Matanzas, abril de 2012. Inédito
11.
11) El Dr. Oscar Quintana fue además Vocal de la Comisión de Jurisprudencia y Asuntos Judiciales de la Gran Logia de Cuba, miembro de la Comisión Revisora de la Legislación masónica y Diputado Gran Maestro del Distrito 39. 
12.
12) El Patronato Pro–Calles fue fundado el 23 de octubre de 1941 por un grupo de matanceros que se propusieron estudiar iniciativas para pavimentar las calles de la ciudad. Era sufragado por el aporte voluntario de los propietarios de las casas emplazadas en las arterias afectadas y por los fondos de los comerciantes y autoridades asociados al comité. Hasta finales de 1948 el patronato logró pavimentar más de 260 calles en los barrios de Matanzas, Versalles y Pueblo Nuevo. Inició además la construcción del Parque Watkiny publicó la revista MIL. En esta se reflejaba regularmente, la labor de urbanización desarrollada por el patronato, a la vez que sirvió de espacio para la divulgación de importantes artículos vinculados a la historia de Matanzas, firmados, entre otros por el historiador José A. Treserra.
13.
13) Nacido en la ciudad de Matanzas, el 2 de noviembre de 1905 Francisco José Ponte Domínguez se destacó, como se ha mencionado, en el ámbito de la historiografía. Entre su obra, se distingue Matanzas. Biografía de una provincia, la cual supera toda la historiográfica yumurina que le precede. Otros títulos son: La idea invasora y su desarrollo histórico yLa Masonería en la Independencia de Cuba. Después de 1959 marcha a Tampa, Estados Unidos, donde murió hacia la década de 1980.
14.
14) Jefe de personal de la Compañía Rayonera Cubana S. A.

Por: Magda Elena Montero Ibáñez

Investigadora del Museo Provincial Palacio de Junco.