Segundas LecturasUna mirada a la política cultural comunista época burguesa, a partir de su reflejo en la prensa, fue propiciada por la escritora Alina López Hernández, en una tertulia literaria realiza habitualmente la filial de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) en la provincia de Matanzas.

La especialista llevó a cabo una descripción de la arquitectura mediática desde la cual el Partido Comunista desarrolló una activa labor cultural y política en esa etapa, específicamente entre 1938 y 1953.

“Entre sus escenarios más relevantes se encuentra, por supuesto, el periódico Noticias de Hoy, órgano de esa instancia política, pero también tuvo espacio considerable en la radio y hay que detenerse en el modo en que aprovecharon el acercamiento al cine”, afirmó Alina.
 
Señaló que tras un análisis de los medios de prensa pueden distinguirse ciertas peculiaridades de la política cultural del Partido Comunista en esa etapa, entre las que pueden destacarse la defensa del carácter nacional de la cultura y la protección de los artistas e intelectuales cubanos dentro del mercado cultural de la Isla, el carácter popular de la cultura (promoción de manifestaciones y géneros artísticos cubanos) y, lo que puede considerarse obviamente un aspecto negativo, la influencia del marxismo dogmático.
 
“Es muy evidente esto último: el estalinismo dogmático, del marxismo dogmático, habían llegado hasta acá a partir de la incidencia que tuvo en su momento la Tercera Internacional Comunista en casi todos los partidos con esa tendencia política.
 
“En el caso de la política cultural del Partido Comunista se manifiesta en el apego al método de creación del llamado realismo socialista, la intolerancia hacia el diálogo y mucho menos a la polémica, un marcado anti-intelectualismo, ignorancia de los códigos de la comunicación más elementales, homofobia, entre otras peculiaridades.”
 
En la peña literaria de la UPEC, Alina dio a conocer que esas valoraciones forman parte de un estudio que será incluido en un libro de ensayos, Segundas lecturas. Intelectualidad y cultura de la república burguesa, que se publicará este año en Ediciones Matanzas.
 
Este volumen contiene cuatro ensayos que ofrecen polémicas interpretaciones respecto al pensamiento político y cultural de intelectuales que desarrollaron su obra y accionar en la república burguesa.
 
“Las coordenadas que sirvieron de horizonte investigativo a este libro —afirmó Alina— se pueden resumir en las siguientes interrogantes: ¿es cierto que la intelectualidad del veinte ignoró la experiencia soviética o la rechazó a priori ante la desinformación de los medios burgueses?, ¿un pensador reaccionario como Alberto Lamar Schweyer no le aportó nada útil a su época?, ¿el pensamiento político de Juan Marinello fue tan monolítico en su recepción del marxismo como se afirma?, ¿los comunistas cubanos pudieron diseñar desde antes del triunfo de la Revolución una política cultural a partir de la plataforma mediática que les permitió su participación en el sistema parlamentario burgués?”
 
Doctora en Ciencias Filosóficas, profesora, ensayista y editora, Alina ha publicado textos en  revistas como Temas, Islas, Calibán, Perfiles de la Nación y Matanzas, entre otras. Ha recibido mención y premio en el importante concurso de ensayos de la revista Temas. También fue merecedora del premio del concurso nacional Juan Marinello in memorian.
 
En la peña literaria de la UPEC, en la que se contó como público fundamental con periodistas de esta provincia y estudiantes de la carrera de Periodismo en la Universidad de Matanzas Camilo Cienfuegos, se contó además con la presencia de Ercilio Vento Canosa, investigador e Historiador de la ciudad de Matanzas, y de Abdel de la Campa Scaig, ilustrador de textos para niños y jóvenes.
 
Vento hizo la presentación de El otro Antonio (Ediciones Matanzas, 2012), libro de testimonios relacionados con la vida y obra de Antonio Núñez Jiménez, y Abdel se refirió a su quehacer como ilustrador.

Por: Norge Céspedes