Mi Tío el exiliadoLa obra teatral “Mi tío el exiliado” de Yerandy Fleites, mereció el Premio Fundación de la Ciudad de Matanzas, 2014. Esta obra tuvo su estreno mundial  el día 20 de octubre de 2011, en la capitalina sala teatro El Sótano, por la entonces compañía teatral Rita Montaner.

Desde el propio título, Yerandy Fleites define las reglas del juego al cual nos convida en hilarantes y desgarradoras páginas. Por un lado el coqueteo con la tradición literaria insular, y en particular con la novela de Ramón Meza, Mi tío el empleado; mientras que por el otro, nos advierte que abordará el tema de la partida, e incluso luego sabremos que también el del regreso: dos tópicos cardinales para los cubanos de estos tiempos.

El dilema de la diáspora es tratado por Fleites mediante una saludable mezcla de ironía costumbrismo y humor negro. Con agudeza son desmontados los mecanismos mitificadores que presuponen la existencia de un "afuera* arcaico y próspero y un "adentro" precario y hostil. Pone en evidencia el feroz materialismo que acompaña a una crisis dilatada y cruel, las dobleces humanas, las menguadas aspiraciones del hombre común el dolor del desarraigo...

Y en medio de este cuadro nos advierte, por boca de Piedad, “algo que no pudimos ver se esfumó, o se rompió, y se hizo trizas" o lo que es lo mismo, que una gran catástrofe ha acontecido provocando un clima de desorientación y zozobra del cual aún no logran recuperarse sus criaturas.

Esta pieza entronca con lo más agudo y lúcido de la dramaturgia cubana contemporánea debido a su vocación por abordar con valentía los principales problemas que nos acosan.


Por: Osvaldo Cano
Crítico Teatral y Profesor