¿cómo, por quiénes y por qué?Inaugurado por la ensayista e investigadora Dra. Luisa Campuzano, directora del Programa de estudios de la mujer, comenzó este lunes en la sala Che Guevara de la Casa de las Américas, el Coloquio Internacional Mujeres y trabajo en la historia y la cultura de la América Latina y el Caribe, el cual se extenderá hasta el próximo viernes.

Este Coloquio será un espacio para debatir sobre la actitud de las mujeres en torno al trabajo, sus maneras de enfrentarlo y asumirlo. Además, será un momento para el encuentro y el reencuentro permanente. Uno de los mayores logros ha sido la biblioteca sobre Estudios de la mujer, la cual se ha nutrido de la colaboración de las participantes, comentó la también profesora de Latín y Literatura durante 35 años en la Universidad de La Habana.

Campuzano recordó los inicios del evento en 1991, cuando los debates se centraron en la literatura mexicana escrita por mujeres, luego en las letras cubanas, y, tres años después, quedaría constituido el programa de estudios.

La investigadora y ensayista María del Carmen Barcia, por su parte, mediante su conferencia magistral titulada Oficios de mujer: servicios públicos en espacios privados (siglos XVII-XIX) abordó las maneras en las cuales han sido historiadas las mujeres, desde diversas perspectivas, así como la labor de estas como parteras, comadronas y nodrizas en el devenir de la historia.

“Mujeres imaginadas, ¿cómo, por quiénes y por qué?, podría ser el pie forzado del debate”, comentó la profesora, distinguida con el Premio Nacional de Ciencias Sociales en 2003. “Con frecuencia los historiadores, antropólogos y sociólogos acuden a las crónicas de los viajeros para describir una realidad que les fue ajena, por razones temporales. Así, existen conductas inventadas sobre las mujeres que vivieron en nuestra sociedad colonial: siempre prestas a la caricia oportuna, y ajenas a toda labor que no estuviera relacionada con la casa. Cubanas confinadas a su hogar, donde ninguna mujer respetable salía jamás, excepto para ir a misa”.

Pero la realidad, como siempre, resulta tozuda, refirió la catedrática. “La historia primero, y la realidad después demostró lo contrario: los datos permiten apreciar la irrupción social de la mujer desde extractos sociales opuestos, o bien la mujer adinerada o aquella de más bajos recursos”.

“A mediados del siglo XVI abundaban las comadronas”, señaló María del Carmen Barcia, “posiblemente el oficio femenino más antiguo. ¿Cómo y cuándo la práctica se convirtió en oficio?”.

Un epígrafe aparte mereció el trabajo de las nodrizas, labor que responde a tiempos ancestrales, con el propósito de alimentar a los recién nacidos. “Sin embargo, para ejercer esta función, las nodrizas debían ser mujeres castas, ágiles, carentes de defectos morales, no cimarronas, con cualidades y conocimientos adquiridos a largo plazo”, sostuvo la profesora de la Universidad de La Habana, quién seguidamente mencionó nombres relevantes a lo largo de la historiografía cubana.

Entre los temas que se abordarán en el encuentro estarán: el trabajo de la mujer escritora en la Edad Media, la poesía escrita por mujeres, la profesionalización de la educación femenina, entre otros.


Tomado:
http://laventana.casa.cult.cu/noticias/2016/02/21/mujeres-imaginadas-como-por-quienes-y-por-que/