Digdora AlonsoComo ángel cierto retorna la importante poetisa cubana Digdora Alonso González (1921-2007) en una exposición transitoria sobre su vida y obra que será abierta al público en el Museo Palacio de Junco, de la ciudad de Matanzas, donde permanecerá desde este 11 de julio hasta principios de octubre.

Según informó Yailet Burgos Expósito, museóloga de esa institución, se presentarán cerca de 60 piezas que incluyen objetos personales, documentos, libros, fotografías, reconocimientos que recibió y una muestra de su incursión en las Artes Plásticas.

Seguramente llamarán la atención elementos tan peculiares como su máquina de escribir, un portalibros que le perteneciera, uno de sus lapiceros, su correspondencia con figuras del panorama artístico-literario de Isla, la certificación de graduada de la carrera de Filosofía y Letras.

De igual modo resultará interesante la exposición de dos cuadros que ella pintara, los cuales tienen como eje temático la naturaleza, y permiten apreciar los frutos que sacó ella de sus estudios en la Escuela de Arte Tarascó, de la ciudad de Matanzas.

En la exposición se apreciarán objetos personales: vestidos, joyas, zapatos, un rosario... y además fotos tomadas en diversos periodos de su vida.

Habrán igualmente ejemplares de las primeras ediciones de los libros que publicó y de volúmenes que le fueron dedicados a ella por importantes escritores o que ella dedicó.

Digdora dio a conocer cerca de
10 libros de poesía, entre los que se encuentran Casi invisible al atardecer; Como ángel cierto; Yo, mi desconocida; Bajo el hongo; En el margen del diario y Contemplaciones.

También publicó dos títulos infantiles: Vanessa anda por ahí y Danny y el viento, y uno de valoraciones críticas: Para leer la Rosa Blanca y otros ensayos.

Su quehacer despertó una especial admiración en Dulce María Loynaz, Premio Cervantes de Literatura, quien le dijo: “Ud. tiene una obra digna de ser conocida y admirada, lo cual por sí solo constituye un hallazgo en esta poesía de hoy que no ha sabido aún hallar su rumbo”.

Entre las características más peculiares de sus versos se suelen mencionar, entre otras,
 la austeridad de sus versos; el conceptualismo; la síntesis; vínculos con lo narrativo; y la manera peculiar de interpretar las relaciones del ser humano con su tiempo y con la historia, así como con lo circundante, específicamente con la Naturaleza.


Por: Norge Céspedes