Merecedor de los premios "Revista de Libros" de El Mercurio en Chile. Editado en Chile y en Cuba por Letras Cubanas en el 2001. Damaris Calderón vivió en la provincia matancera durante más de 15 años. 
Sílabas Ecce Homo

Ciudad

Transeúntes apenas
caminan
corren
con la ilusión
( golpeándose unos a otros
de llegar
( no importa donde)
uncidos
como una yugada.

-----------------------------------------------------------  

Infierno (I)

Perdí
toda
esperanza.

-----------------------------------------------------------  

Silabas. Ecce Homo

Hablar del pájaro parlante
parlanchín posado en una rama
cantando (como dina Juan Luis Martínez)
en pajarístico. Y el hombre es una lápida
un cuarto oscuro, una silla vacía
y una lámpara.
El que se aproxima a la lámpara
puede encontrar una salida (o la ilusión de una salida).
¿Hay salida posible hacia afuera
o toda salida es hacia dentro,
hacia el reino de la raíz?
Hundirse como Virginia Woolf
con los bolsillos llenos de piedras en el río.
He ahí la verdadera ganancia.
Lo que no alcanzan los nadadores de superficie.

El optimismo es una bandera a media asta
pero ostentada con júbilo.
Un consuelo o un autoconsuelo:
"Yo me levanté de mi cadáver y fui en busca de mí misma".

Como el cirujano corta,
las sílabas se parten.
Carne de la escisión,
escisión de la carne.

Un pájaro vino con la cabeza vendada
una esquirla de la tercera guerra mundial
Apollinaire cantando en una jaula
los tetradragmas de oro de Ezra Pound.

Como la liebre en el soto,
la palabra en el lenguaje.
La angustia salta el perímetro
y echa a correr por las azoteas.

-----------------------------------------------------------

Mezcal

Al fondo
de una botella
de mezcal
- como al final -
nos espera
el gusano.
Mastico
en tierra seca
ese blancor
se setos vivos
para saber
a qué sabe
lo que me comerá.

-----------------------------------------------------------

Distancias

La lejanía
es un estado del alma
( no puedo
recordar tu cara)
Inmoviliza los objetos
- los sujetos -
los dora
de una bondad
que nunca tuvieron.
La lejanía es cruel
deja entrever
y ciega.

¿ No reconoces a tu madre
de un animal de tiro?"

-----------------------------------------------------------

El Queltehue

El pájaro que entró no saldrá
ni por el hueco de la sien.
Perdió las alas.
No saldrá.

No metamorfosis.
No Ovidio.

El pensamiento de lo que América sería
si los clásicos tuvieran una vasta circulación
no turba mi sueño.

El queltehue
cuyos huevos empollan en la cabeza del hombre.
La cabeza se inclina con frondosidad.
Toda la podredumbre alcanza su cocción.

El frailecillo susurró:
"No os dejéis tentar por la letra".

Un insecto devorando un clásico
no turba mi sueño, oh no,
ni el pensamiento de lo que América sería.

-----------------------------------------------------------

En la casa del miedo

En el hueco
de la mano
como un pájaro
el miedo hace
su pequeño nido.

Y el soplo del pánico
no purifica.

-----------------------------------------------------------

Lecciones de Familia

Sin conocer
a Heráclito
ni creer
que las cosas fluyen
mi abuela
eligió
para vivir
y morir
el fuego.
Se ató
a una estaca
- la conexión invisible es más fuerte que la visible -
Y allí
( nada para el gusano
ardió y ardió
hasta la consumación de los tiempos)

------------------------------------------------------------------------
Damaris Calderón CamposDamaris Calderón Campos: (1967)
Poeta y crítica. Ha publicado entre otros los libros de poesía : Con el terror del equilibrista (1987), Duras aguas del trópico (1992), Guijarros (1994), Duro de Roer (1999). Sílabas Ecce Homo mereció en Chile el premio de la Revista de Libros de El Mercurio, en 1999, y ya fue editado en dicho país al igual que en Cuba por letras cubanas en el 2001.