Digdora AlonsoMatanzas se prestigia con la creación del PREMIO NACIONAL DE POESÍA “DIGDORA ALONSO”, auspiciado por las Ediciones Vigía y el Instituto Cubano del Libro, para así dar continuidad a la obra de la poeta cuya vida estuvo entregada al ejercicio de la poesía y el magisterio. Su aula no fue mera aula de literatura, sino también taller de forja e inspiración para artistas de varias generaciones. 

Al llamado de este evento, acudieron poetas de toda la isla y el extranjero, con textos de alta valía. En el centro de esta realidad encontramos un grupo de voces a la medida de una calidad que marcan una diferencia indiscutible, rindiendo homenaje a quien origina este certamen.

El jurado considera plausible sugerir a Ediciones Vigía, la publicación de las menciones; también notificar a los concursantes sobre el caso de que sus trabajos no se debatieron por no ajustarse a las bases, en lo referente a la extensión.

 

Dichas menciones son:

- Por  animar el trazo verbal de un itinerario por distintas ciudades, en  cuya esencia late el ser humano en tiempo y circunstancias diferentes, textualizando sus vivencias en una oportuna desnudez metafórica tal que la palabra deviene cuerpo poético de excelente oficio y madurez estilística, a PIEDRAS DE VIAJE, de Agnes Fong.

- Por la autenticidad del lenguaje al atrapar las aristas del tiempo y el espacio en que se mueve el hombre-poeta en un afán comunicante con el nervio característico del humor irónico del cubano, a CUESTIÓN DE FAMILIA, de Hugo Hodelín.

- Por constituir su escritura un sistema de metáforas e imágenes que lleva, mediante una muy personal sintaxis, a plasmar el lenguaje de su experiencia poética, con sugerente belleza, a EN EL SINFÍN DEL IRIS, de Mabel Diez Ochoa.

- Por ser una fina y serena voz de acento con tono poco común actualmente, haciendo de la mesura el sello de su depurado arte poético a, MIRADAS, de Olga Sánchez Guevara.

- Por la limpidez del discurso en que el poeta asume visiones y realidades presentes en la cotidianidad, devolviéndolas al lector en textos iluminados por la luz mayor de la Poesía, el Jurado, integrado por Nancy Morejón, Roberto Manzano y Juan Luis Hernández Milián, declara, PREMIO NACIONAL DE POESÍA “DIGDORA ALONSO” a,  EL CIRUELO Y OTRAS OBSERVACIONES, de Israel Domínguez.

Y  para que así conste, firman aquí, en Matanzas, a los 19 días del mes de septiembre, del 2008.