Teatro de Las Estaciones de gira a España todo el mes de mayo con su último estreno Pinocho/corazón madera, versión del cuento original de Carlo Collodi, escrita por Norge Espinosa, para Teatro de Las Estaciones, de Matanzas, representará a Cuba en la 31 Feria Internacional del Títere, de Sevilla, evento al que acuden por tercera ocasión. El montaje artístico, es producto de un proyecto de trabajo con compañías profesionales de teatro para niños, niñas y jóvenes en la Isla, que auspiciado por la Delegación de la Unión Europea en la Isla, la Embajada de España, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, la Asociación Multilateral de Cooperación Cultural, de Huesca, Teatro de Las Estaciones y el Consejo Provincial de Artes Escénicas matancero, comenzó en abril de 2010 con diferentes acciones en favor de este género escénico.

¿Qué grupo titiritero no ha soñado alguna vez con llevar a escena o al retablo, la clásica historia de Pinocho, el muñeco de madera? Pues El Retablo y Teatro de Las Estaciones, este último camino de sus 17 años, acaban de realizar esta ilusión.

Este Pinocho, creado en la primera década del siglo XXI tiene todas las preguntas que se hace un niño de hoy, expuesto al desarrollo tecnológico, la información mediática, las guerras y la crisis económica y espiritual que vive el mundo. Pre estrenada en la Sala Papalote, de la capital yumurina, los días 7 y 8 de mayo, es también un homenaje al universo cinematográfico, la música de la década del 60, entre otros referentes culturales que enriquecen las peripecias del muñeco de pura madera italiana. El equipo creador, en el que repiten créditos la compositora Elvira Santiago, la coreógrafa Liliam Padrón y el diseñador Zenén Calero, todos bajo la dirección artística de Rubén Darío Salazar, se ha propuesto un montaje donde los actores visten la piel de varios personajes que viven entre la fantasía y la realidad contemporánea. Pinocho, el único ser de madera en el espectáculo, junto a los títeres de la Señora Comecandela, sueña con tener un teatro, pero su papa Geppeto y el Hada quieren otra vida para él: que sea un niño de verdad.

La puesta en escena también podrá ser vista por los niños y niñas de la península ibérica, cuando actuen en el Centro Internacional de Títeres de Tolosa (TOPIC), en el País Vasco y en la Casa de los Títeres de Abizanda, espacio teatral de Los titiriteros de Binefar, uno de los grupos más reconocidos del teatro de figuras en España. Al regreso, esperan reponer el espectáculo en varias partes de la Isla.


Cartel: Robertico Ramos

Foto: Ramsés Ruíz